POR JOSÉ CÁRDENAS VIZCAÍNO

Hablando de catástrofes, éramos muchos y parió la abuela.

Sí, catastróficas las cifras que dio a conocer ya el departamento de epidemiología de la Secretaría de Salud respecto al número de contagiados, cerca de 700 mil, y de fallecimientos, más de 60 mil, cuando las cifras conservadoras hablaban hace dos meses cuando mucho de 30 o 40 mil fallecidas, por ejemplo.

Eso es una verdadera catástrofe, tanto la magnitud de la cifra, insisto, como la magnitud de la mala previsión que se tuvo al respecto. Pero catastrófico aún más, resulta como consecuencia de la pandemia, el tema económico.

La economía está hundida, de la peor manera como usted pudiera imaginarse. En el último trimestre de este año que corre, de este año aciago –hablamos de abril, mayo y junio–, nos hemos caído algo así como el 18%, números redondos. Anualizando, la pérdida podría llegar al 12%, en todo el año.

¿Cuánto nos va a costar esto?

Simplemente se lo digo de esta manera: Recuperarnos quizá nos tarde entre cuatro y cinco años cuando menos.


Cartones tomados del periódico “El Financiero”, de Ciudad de México


| HECHO DIGITAL | CDMX | 26 – VIII – 2020 |