Especialistas en seguridad opinan que en los próximos meses veremos “niveles sin precedentes de violencia política electoral en México”, porque es intimidante el mensaje del crimen organizado con el atentado fatídico contra el ex-gobernador jaliciense Aristóteles Sandoval: El asesinato ilustra la creciente presencia de cárteles poderosos en la política, de tal modo que “aún quedan preguntas por hacer sobre cuán separados están realmente la política y el crimen organizado”



La insolente ejecución del ex-gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, perpetrada apenas en la madrugada de este viernes 18 de diciembre en el restaurante-bar “Distrito 5” de la zona hotelera de Puerto Vallarta, dilucida el tibio esfuerzo del gobierno mexicano para aplacar la violencia del crimen organizado que se ha agudizado en los últimos cinco años en México

El crimen del ex-mandatario estatal, quien en los sanitarios de “Distrito 5” fue atacado por la espalda con arma de fuego, es sin duda, tal como consignan expertos en seguridad, “uno de los asesinatos políticos de más alto perfil en México en la memoria reciente”.

El fatídico atentado se ha producido a poco menos de seis meses del ataque armado –osado también– al que sobrevivió el Secretario de Seguridad Ciudadana de Ciudad de México, Omar García Harfuch, suceso igualmente relacionado con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por “El Mencho” (Nemesio Oseguera Cervantes).

El artero crimen de Sandoval Díaz es un anillo que presumiblemente el CJNG le colocó en el dedo al Gobierno de la República, pues lo consumó a escasas horas de que el presidente Andrés Manuel López Obrador y su gabinete presentaran en conferencia de prensa una actualización sombría sobre la situación de seguridad del país.

No se puede ignorar que el gobierno de la Cuarta Transformación heredó una violencia creciente, en terrenos ya de gravedad, pero tampoco se puede soslayar que el gobierno de AMLO ha sido igualmente incapaz de frenarla en estos ya sus primeros dos años de mandato.

De acuerdo con cifras oficiales, México se encuentra a casi nada de cerrar 2021 con 40 mil asesinatos o muchos más, pues de enero a noviembre del año en curso ya se conocían de 31 mil crímenes. Esta cifra se asemeja a la de 2019, nada más que con una notable diferencia: Los homicidios prácticamente se han duplicado en los últimos cinco años.

Más de la mitad de los asesinatos del país este año se han concentrado en seis de los 31 estados de México, incluido Jalisco, de acuerdo con el subdirector de Seguridad Pública del país, Ricardo Mejía Berdeja, horas después del acontecimiento fatal en Puerto Vallarta.

El homicidio doloso de Sandoval Díaz no reporta aún avance en las investigaciones para su esclarecimiento. Empero, aun cuando no hay oficialmente sospechosos del asesinato, expertos en seguridad suponen que la autoría es del CJNG.

En este sentido, el analista de seguridad de Lantia Consultores en la Ciudad de México, Eduardo Guerrero, refirió que “el cartel de Jalisco tiene un dominio completo sobre Puerto Vallarta. Ningún otro grupo tiene el alcance de estos tipos para asesinar a un ex gobernador”.

Es un “Cártel de gran audacia, que no se intimida, que apunta a los niveles más altos”, remató el entrevistado.

“El mensaje es intimidante” –prosiguió Guerrero, quien formuló una advertencia nada descabellada: “Lo que vamos a ver en los próximos meses son niveles sin precedentes de violencia política electoral en México”.

Mientras tanto, para el igualmente analista Falko Ernst, del grupo de expertos global Crisis Group, el asesinato del ex-gobernador jaliciense es indicio de la creciente presencia de cárteles poderosos en la política. “Aún quedan preguntas por hacer sobre cuán separados están realmente la política y el crimen organizado”, dijo.

En este contexto, uno de los colaboradores del periódico The New York Times en México, Óscar López, escribió: “Su muerte podría augurar una sangrienta temporada de campaña mientras México se dirige hacia las elecciones de mitad de período en 2021, después de haber soportado su período político más mortífero registrado en 2018”.

La última vez Sandoval Díaz levantó polvo en política fue apenas en octubre pasado, cuando subió a sus redes sociales un video en el que anunciaba su renuncia a un alto cargo en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el cual, aun con sus derrotas en comicios presidenciales ante el PAN (Vicente Fox Quesada) y Morena (Andrés Manuel López Obrador), gobernó México durante la mayor parte del siglo XX.

“Me voy a quedar en el PRI pero siendo crítico y si no les gusta, que me echen. Pero nunca dejaré de decir lo que pienso “.- (De Nuestra Redacción con información de Noticieros de Radio y Televisión de Ciudad de México, así como de Agencias de Noticias)



| HECHO DIGITAL | TEMA DE NUESTRO ESPACIO SIN RODEOS | CDMX | 19 – XII – 2020 |