Habrían perecido al menos ocho de los dolientes: Los sicarios llegan, abren fuego y huyen sin ser detenidos



Tal parece que el crimen organizado sigue empeñado en que Celaya sea la tierra maldita por excelencia en Guanajuato.

En ese sitio, ya se volvió costumbre que los velorios sean escenario de matanzas. Y ahora, como “regalo de reyes”, ocurrió otra, con saldo de al menos ocho muertos, este jueves 7 de enero.

Casi 24 horas después de los hechos, en un predio de la calle Churubusco, colonia San Rafael, muy pocos detalles se conocen.

Los primeros informes hacen pensar que los asesinos llegaron, desenfundaron sus armas y las vaciaron sobre la humanidad de al menos unos quince de los dolientes.

Se reportan dos heridos –otra fuente dice que suman cuatro–, uno de ellos de gravedad.

Los cadáveres de seis de las víctimas fueron recogidos en la vía pública, y los dos restantes en la sede del velorio.

No se supo, de momento, el nombre de la persona que era velada en el escenario de la matanza, ni de los victimados, entre los cuales podría haber menores.

Como suele ocurrir en estos casos “una intensa movilización policiaca” posterior a la masacre no sirvió para detener a ninguno de los asesinos.

Es la segunda matanza del año en Guanajuato, luego que el pasado lunes 4 fueran victimadas cinco personas en un edificio de León.

Guanajuato ya llevaba 29 homicidios dolosos en los cuatro primeros días del año.

A principios de diciembre pasado, el día 10, fueron asesinados cinco individuos, al parecer emparentados, por un comando armado, en la colonia San Francisco.

Junto a los cadáveres fueron hallados dos mujeres aterrorizadas y un bebé, a quienes supuestamente perdonaron la vida los sicarios.- (De Nuestra Redacción con información de Agencias de Noticias)

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos



| HECHO DIGITAL | CDMX | 7 – Enero – 2021 |