A una lista oficial de 60 muertes se agrega otra de hasta ¡mil 300 desaparecidos!: Oeste devastado



En Alemania, a la medianoche del miércoles 15 al jueves 16 de julio los medios informativos empezaron a perfilar una tragedia gigantesca a causa de terribles inundaciones.

Tan grave es la situación que las autoridades de Alemania adelantaron que se ignora el paradero de unos mil 300 residentes de un distrito rural a causa del desastre natural.

“Debido a la complejidad de la situación, aún no es posible realizar una evaluación final de la situación”, señalaron el jueves 16 –todavía miércoles en América– las autoridades del distrito de Ahrweiler, en el Oeste del país.

La mayoría de los reportes sobre los desaparecidos proviene del área de la ciudad de Bad Neuenahr-Ahrweiler, la más afectada por las inundaciones.

Alrededor de 3 mil 500 personas de la zona fueron alojadas en centros de asistencia.

Continuaban las labores de rescate en el transcurso de la madrugada del jueves, y se espera que prosigan varios días más.

De acuerdo con las autoridades del distrito de Ahrweiler, 10 helicópteros y más de mil integrantes del cuerpo de bomberos, la Policía, las Fuerzas Armadas y otras unidades de control de desastres participan en las tareas de auxilio a la población.

Desde el pasado lunes 12, las fuertes lluvias han estado azotando el Oeste y Suroeste de Alemania, así como Bélgica.

En Alemania, se desbordaron los ríos  Ahr y Mosela, afluentes del Rin, así como otros más pequeños.

Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado son los Estados federados más afectados por las lluvias e inundaciones.

Según medios locales, al menos 58 personas murieron a causa de las tormentas.

Las estadísticas oficiales al respecto aún no han sido publicadas

Este jueves, la canciller alemana, Angela Merkel, afirmó estar “conmocionada” por la devastación causada por las inundaciones.

“Mi más sentido pésame para las familias de los muertos y desaparecidos. Agradezco desde el fondo de mi corazón a los muchos ayudantes incansables y a los servicios de emergencia”, señaló.

Asimismo, la jefa de Gobierno prometió prestar asistencia financiera a las zonas afectadas.

Nada más para tener una idea de la tragedia, expertos en meteorología dijeron que en cuestión de horas se registraron en el Oeste de Alemania  lluvias que normalmente caen en tres meses.

En Bélgica, se ha informado de forma preliminar de seis muertes y daños aún no cuantificados.

En Luxemburgo y Países Bajos –incluido Holanda–, los afectados sumarían miles.

Aunque el ministro del Interior teutón Horst Seefor atribuyó el desastre natural a los efectos del cambio climáticos, expertos sugirieron estudios más profundos para apoyar tal conclusión.- (De Nuestra Redacción con información de Agencias)


| HECHO DIGITAL | CDMX | 16 – JULIO – 2021 |