Duras críticas a López Obrador por haber ampliado vigencia del rol de las Fuerzas Armadas contra el crimen organizado

Con el acuerdo que firmó para definir las funciones de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, el Presidente Andrés Manuel López Obrador continuó su entrega a los militares, opinó el politólogo Raymundo Riva Palacio, en artículo publicado ayer miércoles 13 de mayo en el diario capitalino El Financiero

Riva Palacio observó que los militares, a quienes AMLO “detestaba y criticaba antes de llegar a la Presidencia, hoy son el pilar sólido sobre el cual descansa su Gobierno”.

El acuerdo –agrega Riva Palacio– le da un poder extraordinario a las Fuerzas Armadas, que se rigen normativamente por la Ley de Seguridad Nacional y la Ley de Seguridad Interior.

Ahora, deduce Riva Palacio, las Fuerzas Armadas “tendrán el blindaje político para operar casi plenamente dentro de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

“Con funciones equiparables a las que tenía la prácticamente extinta Policía Federal, (las Fuerzas Armadas) cumplirán de manera “subordinada y complementaria” a la Guardia Nacional, aunque esto es sólo un decir”, comenta Riva Palacio.

En los hechos, expone el analista, “el comisionado de la Guardia Nacional, el general Luis Rodríguez Bucio, no recibe órdenes de su jefe nominal, el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, sino de su jefe real, el general secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval”.

Por tanto, concluye Riva Palacio, “no será el Ejército el subordinado, sino la Guardia Nacional, de la cabeza a la cola, que será sometida a las Fuerzas Armadas, en este proceso abierto y claro de la militarización del país, que no beneficia a nadie, incluidos los militares”.

Por otra parte, la organización “Seguridad Sin Guerra” afirmó que el decreto presidencial que permite la intervención de las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad pública, en conjunto con la Guardia Nacional, “no incluye mecanismos de fiscalización o de rendición de cuentas”.

Por medio de un comunicado, dijeron que el decreto de AMLO publicado el pasado lunes 11 de mayo en el Diario Oficial de la Federación (DOF) evidencia que “el militarismo avanza en el país. Este gobierno se ha quitado la máscara”.

“El militarismo salió del clóset”, se titula el comunicado donde además se expone que “la Guardia Nacional es una etiqueta para disfrazar a las Fuerzas Armadas de cuerpos civiles”.

Afirmaron que el decreto faculta a las fuerzas armadas para realizar detenciones, ejecutar órdenes de aprehensión y hacer labores de seguridad pública “sin controles externos y sin mecanismos de rendición de cuentas”.

Cartón tomado de Twitter

Esto, señalaron, “normaliza la práctica establecida desde el Gobierno de Felipe Calderón: la militarización de la seguridad pública sin control alguno y fuera del mandato constitucional”.

La organización “Seguridad Sin Guerra” lamentó que “la situación actual derivada de la pandemia no puede ser una cortina de humo para aprobar leyes que menoscaban nuestro sistema constitucional”.

Por su parte, la lideresa Gabriela Cárdenas, de Movimiento Ciudadano, opina que el citado acuerdo presidencial viola la Constitución y va en contra de la resolución de la Suprema Corte incumpliendo con mecanismos de fiscalización y subordinación,

Además, apunta la política jalisciense, preocupa muchísimo el uso autoritario que pudiera darse en plena pandemia.

Si bien es cierto que no es nueva la militarización, el problema es que replican una estrategia que no ha frenado al crimen organizado, que nos dejó una crisis de personas desaparecidas y más de 250,000 muertes.

En fin, para la lideresa de Movimiento Ciudadano, “no es normal vivir en un país donde los militares toman las calles”.

====================================================================================

| RECUENTO DE HECHO DIGITAL CON INFORMACIÓN DE AGENCIAS |

| CDMX  | 14-V-2020 |