POR JORGE GONZÁLEZ CANO(1) | PARTE I

Esta situación ha golpeado de una manera que no se conocía a todas las economías del mundo.

Allá por noviembre del 2019, cuando comenzaron a llegar las primeras noticias de unos enfermos por un raro virus en la ciudad de Wuhan, China, nadie podía prever que era el inicio de la mayor pandemia en un siglo. A excepción de los científicos norteamericanos que habían visitado las instalaciones del laboratorio de estudios con virus en la ciudad referida, y de otros cuantos enterados en todo el mundo, el resto de la población no sabía la calamidad que se le vendría a la Humanidad en este 2020.

Se puede decir que el Covid-19 agarró a la mayoría de los gobiernos en la total indefensión, ya que ninguno estaba preparado para lo que venía.

Las cifras hablan por sí solas de la catástrofe que estamos viviendo, a estas fechas, junio de 2020, la cantidad de enfermos y fallecidos ya alcanzó cifras estratosféricas.

En estos casi siete meses que llevamos desde el primer día que se supo del virus, se han perdido miles de millones de dólares por las empresas que tuvieron que suspender sus labores para que el personal pudiera irse a cuarentena a sus casas.


Estas son cinco empresas mexicanas que el coronavirus agarró muy mal paradas.- (Fotografía del portal digital “El CEO”)


Una cuarentena que ya no es de cuarenta, sino de meses enteros, en que la gente casi detuvo su vida diaria para encerrarse a piedra y lodo y rogar que el virus no le caiga.

Esta situación ha golpeado de una manera que no se conocía a todas las economías del mundo.

La mayoría de las empresas del mundo, así como los gobiernos, han sufrido pérdidas que se antojan difíciles de superar en el corto plazo. El cierre forzoso al que tuvieron que obligar los gobiernos, para tratar de detener la dispersión del virus, dejó a millones en el desempleo, pues aunque algunas, muy pocas, empresas han podido apoyar a sus empleados con ayuda económica, la mayoría no tiene la capacidad y han tenido que recortar su planta de personal en tan poco tiempo.

Por consiguiente, esto ha propiciado abusos y una buena cantidad de faltas a las leyes laborales, de derechos humanos, de salud, etc. La gente se ha quedado sin trabajo de un día a otro y por ende, han caído en la insolvencia.

Esto ha puesto bajo alerta al ramo de la abogacía, pues las demandas por las violaciones de derechos laborales, se vendrán en cascada, en torrente, tan pronto abran las oficinas jurisdiccionales.

En cuanto los países vayan volviendo a la normalidad, comenzaremos a ver una buena cantidad de litigios laborales, debidos a las condiciones en que se dieron las separaciones entre empresa y empleados.- (Colaboración de Clima Consultores para HECHO DIGITAL / 29 – VI – 2020)

==========================================================================

(1) Jorge González Cano es Master en Admón. Pública/ LAE Univ. Valle de México./ Maestro en Administración Pública/ Diplomado en Políticas Públicas, U. Anáhuac /Diplomado en Análisis Político del CIDE/ Cobranza Empresarial