El recién suicidio del cantante fundador de Garibaldi, Xavi Ortiz, uno de tantos decesos indirectos a causa del COVID-19, es un ejemplo de lo complicado que es rastrear el impacto global de la pandemia, sobre todo los fallecimientos que también deberían contabilizarse: La caída de la estrella que este martes recibió cristiana sepultura no pudo taparse con un dedo –como infinidad de tragedias a consecuencia del virus–, por los años que brilló con el grupo musical


Infinidad son las historias de víctimas fatales indirectas del COVID-19, pero no trascienden públicamente al menos que el infortunio tenga que ver con alguna celebridad o un famoso, como es el caso de uno de los cantantes fundadores del Grupo Garibaldi, Xavier Ortiz Ramírez, cuyo suicidio se conoció arrancando la presente semana.

Sumido en grave depresión por la inactividad, el desempleo –sobrevivía con la venta de gel y cubrebocas–, un segundo divorcio, tormentoso, pero sobre todo por la circunstancia de no poder ver a su hijo de escasos ocho años de edad a causa de la pandemia, Xavier, de 48 años de edad, se colgó con un cinturón de una escalera de caracol en su residencia en Guadalajara, anteayer lunes, según revelo el periodista Enrique Osorio.

La muerte de Xavi es sólo un ejemplo de lo complicado que es rastrear el impacto total de la pandemia, e incluso las muertes que deberían contabilizarse. Algunas personas que contraen el coronavirus mueren por COVID-19. Otras que tienen COVID, mueren de otra cosa. Y luego hay personas como la que nos ocupa que que mueren debido a las irregularidades o alteraciones provocadas por la pandemia.

Mientras que funcionarios de salud pública están tratando de recopilar datos sobre cuántas personas dan positivo para el coronavirus y cuántas personas mueren a causa de la infección, la pandemia ha dejado un número incalculable de muertes en las sombras: personas que no murieron por el virus, pero sí a causa de él. No se tienen en cuenta en el recuento oficial de muertes, que este miércoles 9 de septiembre se elevó a 69 mil 95.

La falta de claridad inmediata sobre el número de personas que realmente mueren por COVID-19 tiene algunos espectadores, que van desde los teóricos de la conspiración en Twitter hasta el responsable de la lucha contra el Coronavirus en el país, Hugo López-Gatell, demeritando y minimizando los propios datos y números de reconocidos epidemiólogos y hasta de sonadas organizaciones  como Amnistía Internacional.

Eso ha socavado la confianza en la precisión sobre el número de muertos.

También, Xavi sostuvo en meses pasados una disputa por los derechos del nombre de Garibaldi, pues su compañero de agrupación Charly López lanzó un grupo musical bajo el nombre GBLI, una nueva generación del icónico grupo de pop tropical, por lo que la titularidad del nombre los mantuvo distanciados por corto tiempo.

El trágico fin del ex esposo de Paty Manterola –de quien se enamoró cuando ambos coincidieron en Garibaldi–, lo dio a conocer sin mayores detalles su compañero también en la agrupación musical y actual presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, Sergio Meyer Bretón, a través de su cuenta oficial en Twitter.

 

Tras el anuncio, una tuitera publicó en su cuenta en la red social: “¿Alguien me puede decir de qué murió Xavier Ortiz (ex Garibaldi)? No lo encuentro y la duda me está matando”. Entonces, una hermana de Xavi, Olga Ortiz Ramírez, confirmó el suicidio de su ser querido.

 

No obstante haberse graduado de odontólogo, Xavier Ortiz incursionó en el mundo de los espectáculos, donde amplió su campo laboral como bailarín y actor. Empero, sus dificultades financieras se desataron a partir de 2011, año en el que sufrió sonado accidente de tránsito a bordo de su motocicleta. Por la gravedad de sus lesiones fue necesario intervenirlo quirúrgicamente y conducirlo a la sala de terapia intensiva.

Asimismo, el malogrado artista fue sometido a un par de operaciones en la pierna izquierda y a no menos costosas terapias de rehabilitación para recuperar la movilidad, lo que pudo lograr voluntariosamente de manera paulatina.

Para ayudar a Xavier a salir adelante, compañeros del medio artístico se sumaron para recaudar dinero que le ayudara. Incluso la actriz Carmen Salinas, con quien convivió mucho durante su participación en la obra “Aventurera”, comentó que la ayuda al Garibaldi resultó a final de cuentas insuficiente, pues no pudo saldar la deuda por atención médica con el hospital donde se le salvó la vida. Empero, negoció exitosamente que se le permitiera liquidar la deuda en abonos.

En “Aventurera”, hasta el pasado mes de abril daba vida al personaje de la “Bugambilia”.

Fue en 1989 cuando Xavier se lanzó a la fama a como parte de la alineación del grupo coreográfico vocal Garibaldi, proyecto que ataviado con motivos folclóricos “modernizados” se volvió popular.

Xavier Ortiz, Patricia Manterola, Luisa Fernanda Lozano, Katia Llanos, Charly López, Sergio Mayer y Víctor Noriega gozaron de fama en Latinoamérica y España con temas bailables y versiones de la música mexicana. Entre sus éxitos destacan “La ventanita”, “Banana”, “Dónde quedó la bolita” y “Los hijos de Buda”.

De 1989 a 1995, lanzaron ocho materiales discográficos, entre los que destaca “Que te la pongo”, de donde proviene la exitosa canción homónima del grupo.

En el plano de la actuación, Xavi participó en múltiples telenovelas y programas unitarios como: “La rosa de Guadalupe”, en 2010; “Un gancho al corazón, en 2009”; “Tormenta en el paraíso”, en 2007 y “Duelo de pasiones”, en 2006.

Además, Xavi probó suerte en otro tipo de espectáculos, el del show “Sólo para mujeres”, con el cual recorrió el país.

View this post on Instagram

Para todas las mamis hermosas hoy en su dia 😘

A post shared by Xavier Ortiz (@xavierortizr) on

En lo que es su intimidad, Xavier Ortiz estuvo casado por vez primera con Patricia Manterola, con quien no procreó hijos y se separó en 2004 tras cinco años de matrimonio.

Patricia Manterola y Xavier Ortiz comenzaron una relación en 1989, año de lanzamiento de la primera generación de Garibaldi. Su relación se convirtió en una de las favoritas del grupo, quien en sus años de esplendor también dio origen a otros romances, como el de Sergio Mayer y Luisa Fernanda, así como el de Pilar Montenegro y Charly López.

La relación de Xavi con Paty tuvo algunos desencuentros. En uno de ellos, el famoso cantante Luis Miguel se acercó de nuevo a aquélla, tras ser rechazado, según contó la propia famosa.

Sin embargo, el de Patricia y Xavier fue el que trascendió. En 1999, la pareja llegó al altar en una de las bodas más espectaculares en la industria artística.

Para 2004, anunciaron su separación bajo el argumento de que “no existe otra razón más que el habernos dado cuenta a tiempo y conscientemente que nuestras vidas empiezan a tomar rumbos diferentes”.

El divorcio se dio en buenos términos. Y si bien habían dejado de ser una pareja, continuaron siendo buenos amigos, respetándose en todo momento ante los cuestionamientos que los medios continuaron haciendo.

Emotiva fue la despedida de Paty Manterola a su ex esposo, la cual esperaron con expectación los fans de ambos.

Con el paso de los años contrajo de nuevo nupcias, ahora con una arquitecta, Clarisa de León, de quien se divorció cuatro años después. De la relación nació Xavi, quien ahora tiene ocho años y a quien pudo ver en pocas ocasiones los últimos meses debido a la contingencia sanitaria.

Semanas antes de privarse de la vida, Xavier platicó con TVyNovelas. La charla literal fue la siguiente:

¿Cómo estás?

Estoy solo en mi casa de tres recámaras y cuatro baños, no sabes qué terrible ha sido, trato de concentrarme en meditar mucho y hacer varias rutinas de ejercicio… Estoy en un condominio horizontal cerrado, sale mucha gente a caminar cuando baja el sol, de lejitos platico con ellos; por la mañana me levanto lo más tarde que puedo para no estar a las 7 de la mañana sin hacer nada y todo deprimido, y me acuesto lo más noche que puedo.

¿Por qué estás deprimido?

Estoy en la depresión total porque extraño mucho a mi hijo, porque no lo puedo ver, sólo por llamadas por celular… Yo lloro hasta con la película Bambi, ¡imagínate!, entonces, no quiero que se asuste; no puedo hablar tanto con él, y menos (hacerle) una videollamada, para no asustarlo.

¿En qué acuerdo quedaste con tu expareja?

Yo lo veo un fin de semana sí y otro no, pero con esto de la contingencia quedamos en pausa, decidimos que esta cuarentena la pasara con su madre, porque aquí en mi casa no tengo muchas cosas para entretenerlo.

¿En qué términos quedaste con tu ex mujer?

Estamos en buenos términos, quedamos como en pausa por esa situación y casi no tenemos contacto, sólo lo elemental; estamos viendo la separación de los bienes, pero cerraron juzgados.

¿Se van a dividir bienes?

Sí, que sea balanceado todo, para ya no seguir peleando; estamos viendo todo eso, la custodia, la repartición de bienes. Con lo del niño yo me encargo de la escuela, de comprarle los útiles, ropa, lo necesario.

Buenos términos, entonces…

Sí, que sea lógico y parejo ¿no? Que sea balanceado, como lo dejamos antes de que empezara esta contingencia, ya no seguir peleando. Cuando el niño está conmigo se queda tres o cuatro días en la casa, le doy de comer, nos vamos al cine, al centro comercial, le compro ropa, todo lo que le hace falta a un niño.

¿Por qué te divorciaste?

Porque ya no íbamos para el mismo lado; yo retomé mi carrera con Garibaldi con las generaciones mezcladas, comencé a vender shows, y a ella no le pareció que volviera a los medios porque iba a estar fuera de casa los fines de semana. Empezó a haber tensiones fuertes, hasta que se decidió que yo no podía dejar pasar esta oportunidad, porque había arrancado muy bien y estaba generando bastante y sin Paty, Sergio o Charly, que eran elementos importantes.

¿El niño cómo ha tomado esta separación?

Lo ha tomado muy maduro, no le ha traído problemática en la escuela o cosas así, porque es peor que te vean gritar y pelear; sabe que cada quien tiene su espacio. Yo trato de estar lo más en paz posible, y el tiempo que pasamos juntos es de mucha calidad, porque ella tiene la necesidad de trabajar, y a veces paso mucho tiempo con él.

Poco antes de esta entrevista, Xavi platicó con el elenco de “Ventaneando”, que encabeza Paty Chapoy. Confirmó lo mal que la estaba pasando económicamente a causa de la pandemia y por no ver a su hijo.

“Eventos no hay, no se puede juntar la gente. Entonces, lo que estoy haciendo es entrar en esta rebatinga de cubrebocas y gel antibacterial y guantes y todo el equipo médico tratando, a través de las fundaciones, de conseguir proveedores y hacer un poco de dinero”.

 

Este miércoles por la mañana fueron sepultados en Guadalajara los restos mortales de Xavi, en el panteón del Recinto de la Paz, que se ubica en la avenida Vallarta.

Carisa, su expareja y el pequeño Xavi estuvieron acompañados por amistades y familiares en el último adiós al artista. Lanzaron palomas al cielo y luego lo honraron con aplausos.

Poco antes, en la iglesia del barrio de la Providencia se ofició una misa de cuerpo presente,

Anoche el cuerpo fue velado en privado en una funeraria ubicada al Oeste de Guadalajara.

La esposa ingresó a la funeraria por una puerta lateral para no tener contacto con la prensa, mientras que sus cuñadas Leticia y Olga lo hicieron por la puerta familiar, alrededor de las 11 de la noche, acompañadas de otros familiares.- (De Nuestra Redacción con información de Agencias, Noticieros de Radio y Televisión de Ciudad de México, de los portales digitales “Eonline” e Infobae”, así como del periódico “El Heraldo de México”, de Ciudad de México)


| HECHO DIGITAL | CDMX | 9 – IX – 2020 |