Con la táctica del “chicharronero”, obliga a guiadores a obedecer medidas absurdas a su antojo



POR VICTORIANO ROBLES CRUZ



Por estar en sincronía con el título de la columnilla, queremos compartirles uno de los mensajes recibidos en el chat de whatsapp, por otro ciudadano chetumaleño, sobre su percepción al pasar por el control policial en Huay-Pix. ¡No es la única!

“Mi experiencia –el sábado 12 de diciembre de 2020–,  a las 8:00 pm, en el punto de control policial de Huay Pix, en el sentido de entrada a Chetumal.

“Voy en mi vehículo con mi esposa e hijos, con los cristales arriba y el A/C prendido.

Después de 35 minutos en fila de automóviles:

La oficial: Hace seña de parar (puede ser también la de continuar).

Yo: Detengo el automóvil.

La oficial: Con señas me pide ponerme el cubrebocas.

Yo: Me pongo el cubrebocas, bajo el cristal y le expreso, “dígame, oficial”.

La oficial: “Es obligatorio que todos los ocupantes del vehículo lleven el cubrebocas puesto”.

Yo: “Es mi familia, y todos ellos llevan en mano su cubrebocas, para usarlo al descender del vehículo ¿cuál es el problema?”

La oficial: “Son instrucciones superiores –de quién, averígüelo Vargas– que todas las personas al ingresar a Chetumal estén usando un cubrebocas”.

Yo: “¿Le pueden mostrar que todos lo tienen en la mano?”

La oficial: “Todos tienen que pasar este punto con el cubrebocas puesto, pasando cien metros adelante de este punto se lo pueden quitar”

Yo: “¿No sería más ágil, si ponen una lona 100 metros atrás, que señale que es requisito pasar con el cubrebocas puesto?”

La oficial: “la instrucción es ir parando a los vehículos y decirles a los ocupantes que es obligación pasar con el cubrebocas puesto”

Yo: “Entiendo, a lo mejor desean también causar el embotellamiento. Dígale a su superior que sería adecuado que también adopten estas mismas medidas a la entrada de Cancún”. (Ciudad con mayor número de contagios y muertos)

Le pido a mi esposa e hijos ponerse el cubrebocas.

La oficial: Nos permite avanzar.

Avanzamos 100 metros y nos quitamos el cubrebocas, como la oficial nos sugirió, y llegamos directo a casa, por lo que ya no fue necesario volver a ponernos el cubrebocas.

Percepción: La prioridad no es que todos usen el cubrebocas (ya que, de sentido común, me proponen quitármelo después de pasar), sino el de generar una gran inconveniencia para que la gente no salga ni entre a Chetumal. Con el único resultado del impacto económico por la pérdida de tiempo y consumo de combustible. A final de cuentas el que necesita o desea salir o entrar a Chetumal, lo hará con el enojo e incomprensión hacia sus autoridades y gobierno. Hasta aquí el texto original.

*** Las razones para utilizar personal policial las 24 horas, en ese paso obligado a Chetumal, sin la capacitación adecuada, sin la asistencia de personal médico y con irresponsabilidades laborales, nos parece una perfecta perversidad (de mala leche esa actitud) ¡Incomprensible para el sentido común! Atentatorio para la ciudad de Chetumal.

Como si el Covid-19 solamente entrara por la carretera de Huay-Pix. La única ciudad con entrada amurallada por la incompetencia policial, pero también con la expresión del abuso. Las otras 10 capitales municipales no tienen este amurallamiento. ¿Cuál es el perverso objetivo del gobierno de Carlos Joaquín contra los chetumaleños? ¡La pregunta ronda entre los ciudadanos! Tendrían mucha razón los chetumaleños: ¡será otra forma de partirnos la madre! Porque no hay otra señal que contradiga el pensar chetumaleño.

**************************

PD.- Hacemos llamado a la reflexión de los paisanos chetumaleños, no es necesario hacer caso a las autoridades, ¡cierto!, pero sí es prudente tener todos los cuidados sanitarios en nuestra cotidianidad, para evitar las transmisiones del Covid. ¡Si no tenemos necesidad de salir, no salgamos! ¡Permanecer en casa ayuda a la salud familiar y del entorno social! ¡Cuidémonos todos! ¡Este virus si mata! En nuestras decisiones está no seguir contagiándonos.— (Tema de la columna “Viborianus”, publicado en la página noticiosa del mismo nombre en Facebook, con el título “Otra forma de partirle la madre a Chetumal” / 14 – XII – 2020)



Ilustración de portada, con fotografía temática (Tomada de Twitter)