Dos “discípulos predilectos” de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal Avila y Martí Batres Guadarrama, están compitiendo por “la ocurrencia del año”.

Monreal, ex Gobernador zacatecano y todo un “doctor en Derecho”, pugna por regular las redes sociales (tuitter y Facebook, en lo particular) para impedir que incurran en actos de censura.

Batres, que ha crecido en la política como un obediente “alumno” del líder tabasqueño, quiere que se autorice a extranjeros a ser diputados.

Se trata de dos iniciativas absurdas, salidas de mentes calenturientas que creen poder imponer reglas sin estar sustentados en una popularidad indiscutible, lo cual da poder político.

Cartón tomado de Twitter, de la autoría de DAKA 17, cuyos trabajos publica Cubo Mx

Con su “perogrullada”, Monreal trata de gobernar lo ingobernable, puesto que las redes sociales no están asentadas en México, lo cual las exime de obedecer disposiciones oficiales que se les impongan.

La única manera de meter en cintura a las redes sociales es la creación de una “Comisión de la Verdad” –creíble e inflexible–, que responda con argumentos reales y que convenza al desmentir rumores y falsedades.

Sin embargo, como el político promedio –no sólo de México, ino de todo el mundo–  es mentiroso por naturaleza entonces tal posibilidad no pasará de eso.

Y sobre la absurda propuesta de Batres, tal parece que lo que desea es la desintegración del país.

Con propuestas como las citadas tienen toda la razón los que piensan que el futuro de México está comprometido con el Gobierno de la 4T.

Sólo podríamos agregar, apelando a las “querencias” de Monreal y de Betres, que “de tal palo, tal astilla”.

Si resultó de tu agrado, compártelo con tus amigos



| HECHO DIGITAL | CDMX | 3 – FEBRERO – 2021 |



Cartón de portada, tomado de Twitter, de la autoría del MONERO OBITITLAN, cuyos trabajos publica el periódico “Reforma”, de Ciudad de México