Así podría transformarse AMLO si la percepción popular estima que ha traicionado sus ideales de honestidad



| SIN RODEOS | DE LA REDACCIÓN DE HECHO DIGITAL |



Como fiera herida que necesita de un receso para recuperarse de una semana llena de reveses, Andrés Manuel López Obrador se dispone a irse a “La Chingada”, como se llama el rancho familiar en Palenque, este mismo sábado 26 de septiembre.

El entorno, sin embargo, será diferente, porque en ese mismo lugar, hace tres semanas, un “feliz” mandatario festinaba que el Instituto Nacional Electoral hubiera rechazado –¿temporalmente?–, la solicitud de registro como partido político de la organización que preside la esposa del ex Presidente Felipe Calderón.

Ahora, tres semanas después, el líder tabasqueño regresará al mismo lugar como un guerrero al borde de la derrota y con la tremenda mancha en su imagen de implacable y decidido combatiente de ese cáncer llamado corrupción.

Será un fin de semana bien diferente, en que el “Mesías Tropical” comprobará, si las intensas lluvias que se pronostican para Tabasco y Chiapas no interrumpen el tiempo que tenga para meditar, cómo es de cambiante y voluble la política.


Cartón tomado de Twitter, de la cuenta oficial del MONERO NERILICÓN, cuyos trabajos publica el periódico “El Economista”, de Ciudad de México


Así es, porque las sospechas de corrupción que persiguen a varios de sus “fieles” colaboradores pueden transformar al mandatario incluso en el “Judas del Sureste” si la percepción popular estima que ha traicionado sus ideales de honestidad, sobre los cuales ha cimentado su imagen.

Y López Obrador podrá argumentar lo que quiera en descargo –e inclusive pregonar que él había dicho que no “metía las manos al fuego” por nadie–, pero el sentir popular puede condenarlo si se aplica el refrán que reza “dime con quién andas, y te diré quién eres”.

Y no sólo eso: Así como desató el “avispero” de las redes sociales con múltiples mentiras y medias verdades desde la campaña presidencial, ahora se le revierte, como bumerang, una tragedia parecida.

A las denuncias sobre presuntas corruptelas en el Indep(1), el mandatario tendrá ahora que salir a desmentir rumores que podrían no estar tan alejados de la verdad, como por ejemplo:

Una versión que circula en redes sociales (ver página web “Contrapeso Ciudadano”) de que Santiago Nieto Castillo, su “zar anticorrupción”, se quedó con un preciado auto Lamborghini  de los subastados por el Indep.

Las “lindezas” que ha expuesto el columnista Raymundo Riva Palacio sobre presumibles irregularidades en que habría incurrido su secretario particular Alejandro Esquer (Los artículos en cuestión llevan por encabezado ”Desquiciaron a Andres Manuel” y “El malagradecido Presidente”)

El trascendido que maneja el diario capitalino “El Universal en su columna “Bajo Reserva”, de que el senador con licencia y Coordinador General de Programas para el Desarrollo de la Presidencia de la República, Gabriel García Hernández, realiza visitas a Estados en los que se renovarán gubernaturas. Este funcionario viajó a Baja California e hizo entrega de recursos, en compañía del superdelegado federal Alejandro Ruiz Uribe, a quien algunos consideran aspirante a la gubernatura del Estado. Ambos llevaron apoyos a pescadores de Puertecitos, poblado de Ensenada, así como a jornaleros y etnias nativas.

Seguir con lupa el destino del “misterioso” cheque por dos mil millones de pesos entregado por la Fiscalía General de la República al Indep y devuelto a la primera porque no fue posible acreditar el origen ni destino de dichos recursos.

Aclarar los variados rumores sobre aparentes irregularidades en las licitaciones para adquirir equipos e insumos para hospitales y personal médico y paramédico, destinados o asignados para combatir el Covid-19.

Determinar quién es la mujer favorecida con contratos por unos 60 millones de pesos para organizar eventos encabezados por el líder tabasqueño. (Ver artículo con el encabezado “Proveedora ´casi’ invisible de AMLO”).

Invetigar las acusaciones “intestinas” denunciadas en el proceso para elegir a la nueva dirigencia de Morena.

Dejar en claro cuáles son los verdaderos objetivos de la campaña de desprestigio que ha emprendido contra agricultores de Chihuahua, sobre el uso del agua de la presa “La Boquilla”.

Hay decenas de casos más con presunciones de corruptelas que seguramente saldrán a la luz las próximas semanas si López Obrador no tapa herméticamente esta caja de pandora que poco a poco empieza a quedar al descubierto.

Con actitudes que mueven a risa, como tratar de demostrar que un importante sector de la prensa está en su contra –mediante “análisis de contenido” sin pies ni cabeza–, sólo conseguirá avivar aún más el “avispero”.


INUSUAL EJERCICIO DE UN PRESIDENTE ENTRE TANTAS URGENCIAS

¿CREES QUE LÓPEZ OBRADOR ESINQUISIDOR DEL LIBREPENSADOR?| HECHO DIGITAL | CDMX | 25 – IX – 2020 |

Posted by Hecho Digital on Saturday, September 26, 2020


Son medidas más tajantes –de cirugía profunda, dolorosas porque pueden significar la pérdida de aliados que no supieron estar a la altura del cargo, o se “desviaron”—  como López Obrador puede demostrar que su cruzada contra la corrupción no es una mentira.

Para ello, sin embargo, se requiere de profunda autocrítica y de mucho valor.

De lo contrario, la imagen de López Obrador como funcionario honesto puede caer como un castillo de naipes, en cuestión de meses.

Meme tomado de Twitter, de la cuenta del internauta Raúl Gallardo


(1)  Indep: Siglas del llamado “Instituto para devolver al pueblo lo robado” y que, de acuerdo con un columnista capitalino, debería denominarse “Instituto para robarle al pueblo lo devuelto”


Cartón tomado de Twitter, de la autoría del MONERO HORACIO, cuyos trabajos publica el periódico “La Crónica de Hoy”, de Ciudad de México


| HECHO DIGITAL | CDMX | 26 – IX – 2020 |