El presidente López Obrador, en la pista del “tiroteo” de videos que inició con el atribuido al Caso Lozoya y prosiguió con el de su hermano Pío: “Guerra de lodo” que denigra a la clase política


México amaneció este último viernes 21 de agosto inmerso en una “guerra de lodo” que denigra a la clase política, comenzando por el mismo Presidente de la República, que dio principio a la “fiesta” instigando a que se hiciera público lo que apenas se estaba investigando.

Y como era de suponerse, el mandatario resultó “salpicado” al ser exhibido uno de sus hermanos, Pío, recibiendo una cantidad estimada en dos millones de pesos en efectivo.

El que entrega a Pío López Obrador el dinero es el hasta hace unas semanas coordinador nacional de Protección Civil, David León, cuyo nombramiento como titular de la nueva empresa del Gobierno que comprará medicamentos ha sido suspendido.

Esa mañana del pasado viernes, López Obrador dijo que mientras se aclaran las cosas se nombrará a otra persona al frente de la nueva empresa.

Como era de suponerse, López Obrador intentó esa sucia jugarreta de que “hasta entre pillos hay clases”, al justificar que el dinero manejado por Lozoya era producto de sobornos y el recibido por su hermano procedía de “aportaciones de la gente”.

Total, que este Presidente parece ser partidario de que “se haga la voluntad de Dios, pero en los bueyes de mi compadre”.


♦ Caricatura de portada, tomada de Twitter. Es de la autoría de GUERRILLA COMIX


| HECHO DIGITAL | ANÁLISIS | CDMX | 23 – VIII – 2020 |