Empeoró su estado de salud por contagio de COVID: El que fue su vocero recrimina a la Arquidiócesis Primada de México de tener abandono a su suerte a su Arzobispo Emérito


El Covid-19 ha empeorado el estado de salud del Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Emérito de la Arquidiócesis Primada de México, por lo que este último lunes 18 de enero se le dio la extremaunción al margen de la autoridad eclesiástica en el país, la cual –denuncia quien fuera vocero del hoy hospitalizado, Hugo Valdemar Romero–, no ha querido costearle sus gastos médicos y ni siquiera brindarle apoyo espiritual.

La primicia fue dada a conocer esta noche del martes 19 de enero por Proceso en su portal digital, tras entrevistar a Valdemar Romero, quien comentó que “el Cardenal ingresó por covid al Hospital Mocel, pero debido a que se agravó su estado de salud se le tuvo que cambiar a otro hospital, del que prefiero omitir su nombre para mantener la privacidad del cardenal. Actualmente ahí permanece en terapia intensiva, sedado e intubado”.

Recordó que Rivera Carrera, de 78 años de edad, y reportó que tiene serios daños pulmonares y la saturación de oxígeno, mismo que le llegó a bajar al 40%.

“Este lunes, a un sacerdote se le permitió ingresar al hospital para que le diera la extremaunción, pero totalmente al margen de la arquidiócesis, que no ha querido costearle sus gastos médicos ni tampoco darle apoyo espiritual”, comentó el entrevistado.

–¿Y quién es este sacerdote?

–Prefiero no dar su nombre para evitarle represalias. Pero este sacerdote, muy allegado al cardenal, tuvo que ponerse un complejo equipo de protección y respetar estrictamente las nomas sanitarias del hospital para poder llevarle la extremaunción.

El tenor de la publicación de Proceso, que ilustramos con este video de CNN en Español, se desarrolla en el siguiente tenor:

Indica Valdemar Romero que ni a él mismo, ni a los familiares del Cardenal, se les permite ingresar al hospital para ver al enfermo.

Refiere que el actual Arzobispo Primado de México, el Cardenal Carlos Aguiar Retes, se ha negado a pagar los gastos médicos del cardenal, como le corresponde hacerlo de acuerdo a la legislación canónica.

Indica que desde que Rivera Carrera ingresó al Mocel, el pasado 12 de enero, Aguiar Retes le advirtió al hospital que ni siquiera le pagaría los 80 mil pesos que le cobraron de ingreso.

Prosigue Valdemar:

“Ahora los hospitales quieren cobrarle todos estos gastos a la familia del cardenal, sobre todo a su hermano Javier. Pero éste vive en Monterrey y también tiene covid, por lo que está confinado… En fin, es muy dramática la situación de la familia del Cardenal”.

–Pero el Cardenal Rivera Carrera tiene amigos empresarios muy pudientes, como Olegario Vázquez Raña y Carlos Slim. Ellos fácilmente pueden pagarle todos sus gastos.

–Sí. Es cierto. Pero ellos no están obligados. La que está obligada a pagar es la arquidiócesis de México, la cual tiene seguro médico para sus sacerdotes.

Indica Valdemar Romero que, sin embargo, el seguro que Aguiar Retes contrató para su presbiterio no cubre gastos por covid-19.

“Así como Aguiar Retes tiene abandonado al Cardenal Rivera, también tiene abandonados a su suerte a sus sacerdotes, quienes al contagiarse de Covid se ven en la necesidad de pedir auxilio económico a su feligresía”, asegura Valdemar, actual canónigo penitenciario de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.
Agrega:

“No le estamos pidiendo a Aguiar Retes que tenga caridad cristiana, sino tan solo un poco de humanidad. Y si no puede dar respuesta a las necesidades de sus sacerdotes, pues que renuncie al cargo por inepto”.

Finalmente, dice tener la esperanza en que Rivera Carrera se recupere, pues este martes dio muestras de mejoría al aumentar su saturación de oxígeno, aunque todavía no se le realiza un último diagnostico pulmonar.- (19 – ENERO – 2021)

Si resultó de tu agrado, compártelo con tus amigos.