El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reapareció públicamente este viernes 29 de enero unas 120 horas después de confinarse en Palacio Nacional, víctima de Covid 19



Enfundado en una gabardina oscura, para protegerse del frío vespertino en Ciudad de México, el mandatario fue observado en video hablando poco más de diez minutos sobre varios temas.

Precisó que aún está enfermo del virus y que debe permanecer en reposo varios días más, sin mencionar cuántos.

Mientras caminaba con lentitud en uno de los pasillos que dan a los balcones de Palacio Nacional, López Obrador se encargó de desmentir paso a paso los rumores que lo “dibujaron” casi como un discapacitado:

♦ Movió las manos como tácita respuesta a quienes aseguraban que, víctima de un hipotético derrame cerebral, estaba semiparalizado.

♦ Habló con claridad de los próximos envíos de vacunas anti-Covid a México, para reafirmar que está en pleno ejercicio de sus facultades mentales.

♦ Desmintió, con su diálogo y un semblante en apariencia normal, que haya sufrido de parálisis facial.

El video de López Obrador comenzó a ser transmitido por YouTube poco después de lss 6:30 de la tarde, o sea, la misma hora en que cinco días antes había informado en su cuenta de twitter que había contraído el Covid-19.

Desde luego, la presentación de este video deja pendiente otras preguntas, como:

♦ ¿Qué síntomas tiene aún López Obrador que le impiden su regreso  a la normalidad?

♦ ¿Con qué fármacos se logró la aparente mejoría que parece haber alcanzado?

♦ ¿Qué hace falta, en término de días, para recibir el alta médica definitiva?

♦ ¿Cuántos días más durará su confinamiento?

♦ ¿Es probable que el Covid le deje secuelas y de qué tipo?

♦ ¿Aceptaría que, en nombre de la transparencia, se dé a conocer su historial clínico o un certificado médico de que está en plenitud de facultades para ejercer la Presidencia de la República Mexicana?

Por de pronto, el video de YouTube mostrando a un López Obrador en mejores condiciones de lo que afirmaban algunos reportes extraoficiales ha servido para tranquilizar a medios políticos.

Para ciertos analistas y medios informativos, sólo hace falta que algunos o todos los médicos que han atendido a López Obador den a conocer públicamente un informe sobre la evolución del paciente y las estimaciones de cuándo sería dado de alta.

Si resultó de tu agrado, compártelo con tus amigos



| HECHO DIGITAL | CDMX | 29 – ENERO – 2021 |