0 0
Read Time:5 Minute, 35 Second

Se espera nueva baja de los ingresos y la rentabilidad para el resto de 2020, particularmente en América del Norte

Con la peor caída en la historia del petróleo, el pasado lunes 20 de abril, los rendimientos de las acciones y del Tesoro también se precipitaron cuesta abajo en Wall Street, con el S&P 500 cayendo en 1.8%.

Sin embargo, la acción más dramática del mercado fue con respecto al petróleo, que de cotizarse a 60 dólares el barril a principios del año su valor para entrega em mayo próximo se desplomó a $ 37.63 negativos.

Es decir, la pérdida en los primeros 111 dias del año se aproximó a los cien dólares.

Los comerciantes siguen pagando $ 20.43 por un barril de petróleo estadounidense que se entregará en junio, lo que los analistas consideran más cercano al “verdadero” precio del petróleo.

Mientras tanto, el crudo que se entregará el próximo mayo se enfrenta a un grave problema: Los comerciantes se están quedando sin lugares para guardarlo, con tanques de almacenamiento casi llenos en medio de un colapso de la demanda a medida que las fábricas, automóviles y aviones permanecen inactivos en todo el mundo.

Oleoductos que conectan con tanques de almacenamiento en Cushing, Oklahoma.- (Fotografía tomada del periódico The New York Times)

Los tanques en un centro energético clave en Oklahoma podrían alcanzar sus máximos en tres semanas, según Chris Midgley, jefe de análisis de S&P Global Platts.

Debido a eso, los comerciantes están dispuestos a pagar a otros para que se lleven ese petróleo para entregarlo en mayo de sus manos, siempre y cuando también se lleven la carga de averiguar dónde guardarlo.

“Casi por definición, el petróleo crudo nunca ha caído más del 100%, que es lo que sucedió hoy” (el lunes 20 de abril), dijo Dave Ernsberger, jefe global de fijación de precios y conocimiento del mercado en S&P Global Platts.

“No creo que ninguno de nosotros pueda creer lo que vimos hoy”, dijo, con lo cual se “reescribe la economía del comercio de petróleo”.

También exacerbando la volatilidad es que pocos comerciantes están comprando y vendiendo petróleo estadounidense para entregar en mayo. Ni siquiera tendrán la oportunidad de hacerlo después del martes, cuando venzan los contratos comerciales y la entrega más temprana que puedan comprar sea para junio.

El crudo Brent, el estándar internacional, cayó casi un 9% a $ 25.57 por barril.

La caída en el petróleo provocó que las existencias de energía en el S&P 500 perdieran el 3,7%, la última en un triste 2020 que ha provocado que sus precios casi se reduzcan a la mitad.

Halliburton se tambaleó entre ganancias y fuertes pérdidas, a pesar de que informó resultados más fuertes durante los primeros tres meses de 2020 de lo que esperaban los analistas.

La compañía de ingeniería de campos petroleros dijo que la pandemia ha creado tanta agitación en la industria que “no puede estimar razonablemente” cuánto durará el golpe.

Se espera una nueva disminución de los ingresos y la rentabilidad para el resto de 2020, particularmente en América del Norte.

El S&P 500 cayó 51.40 puntos (1.79 %) a 2,823.16.

El Dow Jones Industrial Average perdió 592.05 puntos, o 2.4%, a 23,650.44, y el Nasdaq cayó 89.41, o 1%, a 8,560.73.

Las pérdidas afectaron a algunos de los índices de grandes ganancias que han tenido desde fines de marzo, impulsadas recientemente por los inversores que anticipan la posible reapertura de las empresas a medida que las infecciones se estabilizan en las áreas más afectadas.

Los pesimistas han llamado exagerado el rally, señalando el dolor económico severo que está arrasando el mundo y la continua incertidumbre sobre cuánto durará.

“El gobierno puede declarar lo que quieran en términos de alentar a las personas a salir y hacer cosas”, dijo Willie Delwiche, estratega de inversiones de Baird.

“Queda por ver si amplias franjas de la sociedad lo hacen o no. Hará falta ver a la gente comenzar a salir y hacer cosas de nuevo. Ese será el desarrollo positivo necesario, no solo declarar la apertura de las cosas ”.

Más ganancias de compañías que son ganadoras en la nueva economía de quedarse en casa ayudó a limitar las pérdidas del mercado.

Netflix subió el 3.4% para establecer otro récord a medida que las personas se encerraban en sus hogares para ocupar su tiempo. Amazon agregó 0.8%.

En Asia, el Nikkei 225 de Tokio cayó un 1,1%. El índice Hang Seng en Hong Kong perdió un 0.2%, y Kospi de Corea del Sur cayó un 0.8%.

Los mercados europeos fueron modestamente más altos. El DAX alemán subió un 0,5%, el CAC 40 francés subió un 0,7% y el FTSE 100 en Londres ganó un 0,7%.

En una señal de precaución continua en el mercado, los rendimientos del Tesoro se mantuvieron extremadamente bajos. El rendimiento del Tesoro a 10 años cayó a 0.62% desde 0.65% a última hora del viernes.

Las acciones han estado en una tendencia general al alza recientemente, y el S&P 500 acaba de cerrar su primera ganancia semanal consecutiva desde que el mercado comenzó a venderse en febrero.

Las promesas de ayuda masiva para la economía y los mercados por parte de la Reserva Federal y el gobierno de los EU encendieron el repunte, que envió al S&P 500 hasta un 28.5% desde un mínimo el 23 de marzo.

Más recientemente, los países de todo el mundo han aliviado tentativamente las restricciones de cierre de negocios establecidas para desacelerar la propagación del virus.

Pero los expertos en salud advierten que la pandemia está lejos de terminar y que nuevos brotes podrían encenderse si los gobiernos se apresuran a permitir que la vida “normal” regrese prematuramente.

El S&P 500 permanece casi un 17% por debajo de su máximo histórico, ya que millones de trabajadores estadounidenses solicitan el desempleo cada semana en medio de los cierres.

Muchos analistas también advierten que parte de la reciente recuperación de las acciones se debe a las expectativas de que la economía pivoteará rápidamente y se recuperará bruscamente una vez que se levanten las cuarentenas económicas.

Esos pronósticos podrían resultar demasiado optimistas.

“Todavía hay incertidumbre en torno a la reapertura de la economía”, dijo Julian Emanuel, estratega jefe de acciones y derivados de BTIG.

Y dos preguntas que siguen en el aire son ¿volveremos a los aviones? y ¿Vamos a salir a comer?— (Con información de “The Boston Globe”)

========================================================«»==============

| HECHO DIGITAL | CDMX | 21/IV/2020 |

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí