Engrosan las estadísticas los nuevos asesinatos, ahora en la capital del Estado: El primero, vespertino, en el aeropuerto, y el segundo, por la noche, cerca del Hospital General


Chetumal demostró una vez más, este lunes 7 de septiembre –en vísperas del IV Informe del Gobernador Carlos Joaquín González— que el crimen organizado opera con total impunidad, lo cual le permitió realizar dos ejecuciones.

El primero de los ataques ocurrió dentro del perímetro del aeropuerto, donde Manuel Lugo González, de 37 años de edad, fue “rafagueado” de muerte por los ocupantes de un auto Jetta de color blanco en movimiento.

La víctima, que al parecer había llegado en un vuelo con conexión desde Jalisco –otras fuentes dicen que estaba por hacer el viaje— se desplomó, por los impactos recibidos, en el camellón de acceso a la terminal.

Fotografía tomada de la página de noticias Taxi Vigía de Facebook

Según testigos, el agredido pereció en el lugar de los hechos. Al parecer, un balazo que recibió en la cabeza lo privó de la vida.

Los atacantes –al parecer dos– siguieron su camino y salieron del aeropuerto de la capital quintanarroense, sin que hasta esta medianoche nadie haya dado con su paradero.

Quienes fueron testigos del atentado, ocurrido a eso de las 14:30 horas, fueron, como es de suponerse, presas del pánico.

Vehículo en el que presuntamente los sicarios arribaron y emprendieron la huida del aeropuerto chetumaleño, tras consumar el atentado. La imagen fue compartida por el jefe policíaco de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella Ibarra, en su cuenta oficial de Twitter, con el siguiente mensaje: “Este vehículo está presuntamente relacionado con el homicidio perpetrado fuera del aeropuerto. Coincide con las características dadas por testigos. Pedimos su colaboración para su ubicación. Llamar al 911 o 089 para denuncia anónima.”

La lamentable actuación de las autoridades –sobre todo Seguridad Pública y Fiscalía– impide saber de momento los datos elementales que rodean un asesinato.

Se ignora, pues, qué tipo de arma fue utilizada y cuántos balazos recibió la víctima, pues versiones extraoficiales indican que fueron de siete a diez.

Menos pudieron conocerse los resultados de la autopsia, que por lo general no son proporcionados por las autoridades.

Segunda ejecución.- Carlos Josué Herrera Campos, apodado “El Chino” es el nombre del otro individuo abatido este lunes en Chetumal, alrededor de las 21 horas .

El ejecutado en las inmediaciones del Hospital General y el Instituto Tecnológico de Chetumal, Carlos Josué Herrera Campos (alias) “El Chino”.- (Fotografía tomada de la página de noticias “Periodismo Urbano”  de Facebook)

La ejecución tuvo lugar en la calle Juan José Siordia con Flores Magón, frente al Instituto Tecnológico de Chetumal y cerca del Hospital General.

“El Chino” estaba fuera de un edificio de departamentos hablando por teléfono cuando recibió varios disparos de arma de fuego que le quitaron la vida de forma instantánea.

Versiones periodísticas refieren que solía ostentarse como “agente del Ministerio Público”.

Como pasa en estos casos, hubo una gran movilización de elementos de la Policía del Estado, Guardia Nacional y Policía Ministerial, que acordonaron la zona en un perímetro de 100 metros.

Como en el homicidio del aeropuerto, los asesinos se dieron a la fuga tras cumplir su cometido.

El hoy occiso era un “pájaro de cuenta” que en su momento, en el año de 2015, dejaron “volar” las autoridades competentes de Quintana Roo.

De ello da cuenta “Línea de Fuego Quintana Roo”, página de noticias en Facebook.

Así como los sicarios de hoy están prófugos, de la misma manera lo están los de otros sonados asesinatos no esclarecidos aún, consignados en su momento por medios informativos quintanarroenses, y que permanecen en “archivos muertos”.

Entre los más recientes en Chetumal figuran:

  • El de un joven de 17 años de edad, al que sicarios motorizados cazaron a las afueras de su domicilio en la colonia Payo Obispo, en calle Celul esquina con calle Golondrinas, a principios de este mes
  • El de Víctor Hugo C. V., de 28 años de edad, ex auxiliar de administrador en la Secretaría de Educación del Estado (SEQ), el cual fue ejecutado de aproximadamente 9 disparos de arma de fuego, frente a su domicilio, por sujetos que iban en un auto Atittude gris sin placas. Este hecho se registró apenas en julio pasado en las calles Polyuc con 6 de Octubre de la colonia Territorio Federal de Chetumal.
  •  El del ex agente de la desaparecida Policía Judicial del Estado (PJE), identificado como H.C.M.,  encontrado sin vida en un camino de terracería en las inmediaciones del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) 11 de Chetumal.
  • El del agente policiaco Alí Schnaid Cámara, comisionado a la Secretaría de Seguridad Pública, en el fraccionamiento “Las Américas II”, en julio del año pasado.
  • El del hombre que fue hallado en una brecha del Fraccionamiento Las Américas II.

En Tulum está fresco el del:

  • Escolta del funcionario Jorge Portilla Manica, Heber Hernández Rodríguez, cuando realizaba su labor de vigilancia a las afueras de la Dirección de Ordenamiento Ambiental, Urbano y Cambio Climático. Desde agosto, cuando ocurrió el homicidio, no hay resultados en las investigaciones.

En Cancún destacan, entre otros, los de:

  • Un agente estatal de la Policía de Quintana Roo, ejecutado en agosto cuando realizaba esta tarde guardia en un Oxxo de la Región 68.
  • El de la venezolana chofer de Uber Corina Yarinel Vargas Zambrano, ex detective del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas de Venezuela. Esta mujer apareció desmembrada en junio pasada y versiones extraoficiales refieren que “debajo del agua” realizaba tareas de inteligencia para la secretaría estatal de Seguridad de la propia entidad de Quintana Roo.
  • El del  Comandante José Antonio Archi Yama, que fue hallado decapitado tras “levantón”, apenas el año pasado.

Enumerar la infinidad de ejecuciones en el resto de la geografía estatal que no han sido esclarecidas sería nunca acabar.

DETIENEN A "EL CHINO" POR PORTACIÓN DE ARMA DE FUEGOChetumal. Carlos Josué Herrera Campos, mejor conocido como “El…

Posted by Línea de Fuego Quintana Roo on Monday, October 5, 2015

 

Tardía reacción de Capella.—Como pasa siempre con Alberto Capella, que hace su aparición luego de consumados los hechos, este lunes hizo lo mismo poniéndose al frente de un ridículo “operativo de seguridad”.

Con un lenguaje ya trillado, y por tanto poco creíble, el jefe policiaco quintanarroense dijo que “ya hay líneas de investigación” que se siguen respecto a los hechos ocurridos este día en la capital del Estado.

Destacó Capella que respecto a la ejecución ocurrida a la salida del Aeropuerto de Chetumal, Seguridad Pública no puede intervenir por ser zona federal,

En esa zona, el papel de la Secretaría que encabeza es colaborar en lo que se requiera con las autoridades federales.

Destacó que Seguridad Pública trabaja conjuntamente  con la Fiscalía y que seguirá el operativo toda la noche hasta dar resultados.

No precisó Capella a qué le llama “dar resultados”.- (De la Redacción con información de Agencias y Noticieros de Radio y Televisión de Ciudad de México)


| HECHO DIGITAL | CDMX  | 7 – IX – 2020  |