Una de las líneas de investigación del tiroteo en un colegio de Torreón: Ambiente de tristeza y desasosiego en Comarca Lagunera

La investigación del tiroteo en el Colegio Cervantes, de Torreón, se concentraba en averiguar cómo el culpable de los hechos, un niño de 11 años, adquirió las dos armas que usó durante los hechos.

Una de las probables hipótesis es que los abuelos del niño suicida son propietarios de las armas –una de calibre 22 y otra de calibre 40–, o bien, ellos sabrían de quién son.

Por cierto, reporteros acuciosos buscaban a testigos de los hechos que pudieran describir cómo el menor accionó las armas, o bien, si advirtieron algún grado de pericia en su manejo.

Y es que en la vorágine de violencia que afecta a México hay antecedentes de niños sicarios, pero con edades de al menos 14 años contra 11 del suicida de Torreóm.

Otros reporteros hurgaban en los antecedentes psicológicos del menor para entender cómo pudo perder la razón y dar muerte a una maestra, así como balear a compañeros y un maestro, antes de privarse de la vida.

En hora próxima a la medianoche se supo de lapsos de depresión que sufría el agresor, lo que no fue posible confirmar de momento.

Mientras tanto, en el corazón de la Comarca Lagunera persistía el ambiente de tristeza y desasosiego por esta historia, inverosímil para esos lares, de un niño pistolero.

Por su parte, el Gobernador coahuilense Miguel Angel Riquelme Solís escribió en su cuenta de Twitter un mensaje de unidad.

“Hoy más que nunca, las y los coahuilenses debemos conjuntar esfuerzos para restablecer el tejido social y conservar la paz y unidad que caracteriza a nuestra gran entidad.”, manifestó.

A la publicación se adjuntó la imagen de un moño negro, en señal de luto por los fallecidos.

A su vez, las fracciones parlamentarias de Movimiento Ciudadano (MC) y PRD en la Cámara de Diputados exigieron a las autoridades estatales y federales reforzar la vigilancia en escuelas para evitar tragedias como la de Torreón.

El coordinador parlamentario de MC, Tonatiuh Bravo, señaló que duele lo ocurrido.

Es a la vez un síntoma de la descomposición social y violencia que en diferentes medios y formas se expone de manera sistemática a niñas, niños y jóvenes en las calles, en programas televisivos o a través de formas lúdicas como juegos digitales que están al alcance de todos.

“La bancada de Movimiento Ciudadano –se indica en un comunicado– exhorta a tomar medidas para combatir la violencia en todos los ámbitos y realizar acciones para que las escuelas puedan prevenir casos tan lamentables”.— (Redacción de HECHO DIGITAL con información del periódico “Vanguardia”, de Coahuila – 10/I/2020)