En Estados Unidos, un estudio realizado por la Universidad de Yale reveló que con sólo mover el dedo pulgar de la mano es posible saber si alguien puede sufrir un aneurisma aórtico.

La prueba es simple, de acuerdo con los expertos, y sólo requiere de dos pasos:

UNO: Levantar una mano y mantener la palma plana

DOS: Flexionar el pulgar lo más posible a lo largo de la palma

Si el pulgar cruza más allá del borde lejano de la palma plana, el paciente puede estar albergando un aneurisma oculto, dicen los investigadores.

Esto debido a que “poder mover el pulgar de esa manera es una indicación de que los huesos largos de un paciente son excesivos y sus articulaciones están laxas, posibles signos de enfermedad del tejido conectivo en todo el cuerpo, incluida la aorta”.

Sin embargo, los científicos dijeron que “es importante enfatizar que no todos los que dan positivo son portadores de aneurismas”.

Además, “los aneurismas a menudo tardan décadas en progresar hasta el punto de ruptura y una prueba positiva no es motivo de pánico”.

¿Cómo fue posible saber esto?

Para realizar el estudio, los investigadores realizaron la prueba a 305 pacientes sometidos a cirugía cardíaca por una variedad de trastornos, incluidos los aneurismas aórticos.

La investigación mostró que “la mayoría de los pacientes con aneurisma no manifiestan un signo positivo del pulgar-palma, pero los pacientes que tienen una prueba positiva tienen una alta probabilidad de tener un aneurisma”.

De ahí que John A. Elefteriades, autor principal de este nuevo estudio, publicado en el American Journal of Cardiology, y sus colegas sugieran que la prueba del pulgar y la palma de la mano debe incluirse en los exámenes físicos estándar de los pacientes. En particular aquellos que tienen antecedentes familiares de aneurisma aórtico.- (Texto publicado en el portal digital “UNO TV Noticias)

Si resultó de tu interés, compártelo con tus amigos: Gracias mil por seguir HECHO DIGITAL


| CDMX | 27 – MAYO – 2021 |