Con 37 mil 700 pasajeros y pérdidas estimadas en 2.6 millones de dólares: Reanudación, ¿a fines de junio?

POR JOSÉ CORTAZAR NAVARRETE

El sector turístico de cruceros en Progreso ha hecho una pausa por la contingencia sanitaria del Covid 19. En los meses de marzo y abril se han cancelado 13 arribos y la llegada de 37 mil 700 pasajeros a Yucatán, lo que significa una pérdida económica estimada en 2.6 millones de dólares.

La empresa Carnival, propietaria de la flota más importante de cruceros que realiza recorridos por el Caribe y el Golfo de México, desde Florida y Texas, dio a conocer en un comunicado que prevé reactivar rutas hasta el 26 de junio próximo.

Al cumplirse los primeros 30 días del cierre del puerto a grandes embarcaciones turísticas, la API de Progreso tenía en agenda de arribos 10 barcos en marzo, 8 en el mes de abril y 6 en mayo.

Sin embargo, la contingencia sólo permitió la llegada de 5 –los días 3, 5, 9, 11 y 13 de marzo–, y la cancelación de otros 5, confirmados para los días 17, 19, 23, 26 y 31 de ese mes.

Óscar Amable Martínez del Cerro, Subgerente de Administración Portuaria Integral de Progreso (API), destacó que las operaciones de cruceros en ese puerto se realizaron hasta el viernes 13 de marzo, con un total de 5 arribos, de los 10 programados para este mes. Esto es, que se contabilizaron 13 mil 500 pasajeros en el mes de marzo.

Amable Martínez del Cerro destacó que abril, mayo y junio son los meses con menor número de visitas de cruceros al puerto yucateco, ya que la llegada de la primavera coincide con una baja en el volumen de viajeros en las rutas de cruceros al Caribe y Golfo de México.

En tanto que los meses más fuertes son noviembre, diciembre, enero y febrero, lo que permite a Progreso recibir hasta 24 barcos por mes.

El funcionario apuntó que la CCAA –Asociación de Cruceros del Caribe– ha recibido un comunicado de empresas navieras, que se reportan listas para reiniciar operaciones en el mes de mayo.

Ello depende que para entonces, las autoridades de los diferentes países de la región ya hayan levantado la declaración de estado de emergencia sanitaria.

Explicó que esta organización ha comunicado los mecanismos de sanitización a las que han sido sometidas todas las embarcaciones, para poder reactivarlas.

Empero, es preciso realizar ajustes operativos, ya que gran parte del personal está en sus respectivos países en receso y deben reportarse y reagruparse, para iniciar el proceso operativo.

Óscar Amable destacó que el puerto de Progreso mantiene sus operaciones para carga y realiza sus actividades de manera normal, aunque está cerrada a barcos turísticos.

Agregó que las autoridades del puerto realizan controles sanitarios exhaustivos para materiales, carga, oficinas, personal y equipamiento, a fin de responder a las medidas establecidas para el control del Covid 19.

En el desglose de cifras de la API de Progreso se reporta que en este 2020, del 3 de enero al 13 de marzo arribaron al puerto un total de 43 barcos con 110 mil 860 pasajeros.

En tanto que desde el anuncio oficial de la contingencia sanitaria –el 13 de marzo–, han sido cancelados 13 arribos –5 en marzo y 8 en abril–, más 6 anunciados para el mes mayo, lo que sumarían 19.

El reporte de la dependencia federal establece que, hasta el último arribo a Progreso, se registró la llegada de 110 mil 860 cruceristas.

Se establece que en los 13 arribos cancelados dejaron de llegar 37 mil 760 viajeros –14 mil 800 en marzo y 22 mil 760 en abril–, y de sumarse mayo habría que agregar 15 mil 400 más-, para un total trimestral de 53 mil 160 pasajeros, y la pérdida de una derrama de 3.77 millones de dólares.

Las cifras de esta dependencia indican que en 2018 Puerto Progreso registró un arribo de 146 barcos con 471 mil 853 cruceristas, con una derrama económica estimada en 31.8 millones de dólares; en 2019 sumaron 147 embarcaciones y 443 mil 352 pasajeros, con una derrama prevista de 30.7 millones de dólares. — (Colaboración para HECHO DIGITAL – 13 /IV/2020)