Consorcios protestan contra el contenido racista de su plataforma: La red social promete tomar medidas


De unos días para acá está en marcha una campaña publicitaria de boicot a Facebook para exigir a ésta que tome medidas contundentes contra el contenido racista y “de carácter tóxico” de su plataforma.

La campaña se denomina “Stop Hate For Profit” (Alto al odio por dinero) y de prosperar puede significar un duro golpe para Facebook, que obtuvo el año pasado más de 70 mil millones de dólares en publicidad

Las firmas promotoras de esta campaña acusan a Facebook de amplificar “los mensajes de los supremacistas blancos” y permitir “la incitación de la violencia”.

Una de los consorcios que ha encabezado esta campaña es Ben & Jerry’s, propiedad del titán británico de bienes de consumo Unilever, incluidos productos cosméticos y de aseo personal (como desodorantes muy populares en Occidente).

Pues bien, Ben & Jerry´s anunció que dejarán de contratar publicidad en Facebook e Instagram, si no se procura que estas redes sociales ya no sean utilizadas para esparcir racismo y odio.


En este tuit, Ben&Jerry´ precisa: Pausaremos toda la publicidad pagada en Facebook e Instgram en los Estados Unidos, en apoyo de la campaña #StopHateForProfit. Facebook debe tomar acciones claras e inequívocas para evitar que su plataforma se use para difundir y amplicar el racismo y el odio.


Surgido de una empresa estadounidense de helados, el consorcio Ben & Jerry´s busca, con el boicot publicitario, solidarizarse con “todos los que han solicitado a Facebook que adopte medidas más enérgicas para evitar que sus plataformas de redes sociales se utilicen para dividir a nuestra nación, anular a los votantes, fomentar y avivar el racismo y la violencia, y socavar nuestra democracia»

Otras marcas como The North Face, Patagonia, REI e incluso la desarrolladora Mozilla se unieron a “Stop Hate for Profit”.

Es inadmisible, mencionan algunos tuits de Patagonia, que Facebook  “siga siendo cómplice de la difusión de noticias falsas y de discursos que fomentan el miedo y el odio”.

Parece que la advertencia no ha caído en saco roto, porque Facebook anunció el pasado domingo 28 de junio que tomaría medidas para:

♦ Revisar nuestras políticas,

♦ Garantizar la diversidad y la transparencia al tomar decisiones sobre cómo aplicamos nuestras políticas, y

♦ Avanzar en la justicia racial y la participación de los votantes en nuestra plataforma.

Lo cierto es que Facebook no ha tenido un papel muy activo en contra de Trump y sus mensajes, a diferencia de Twitter.

La red social pidió no censurar las polémicas palabras del Presidente Donald Trump, algo que generó ampollas entre muchos y provocó incluso una huelga por parte de trabajadores de Facebook.

El cuestionado mensaje de Trump, que Twitter sí retiró, es el siguiente: «Estos MATONES(1) están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que esto pase. Acabo de hablar con el Gobernador (de Minnesota) Tim Walz y le he dicho que el Ejército está con él. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando el saqueo comience, empieza el tiroteo».



La campaña “Stop Hate for Profit” fue lanzada la semana pasada por grupos de defensa de derechos civiles y el movimiento ha asegurado que esta es una respuesta “al largo historial de Facebook que permite el contenido racista y violento”.

Por ejemplo, se ha criticado la postura de Facebook referente a los altercados relacionados con la muerte de George Floyd a manos de cuerpos policiales, en Minnesota, Estados Unidos.

Los promotores de esta campaña han acusado a Facebook de amplificar “los mensajes de los supremacistas blancos” y permitir “la incitación de la violencia”.

==========================================================================

(1) Trump calificó de “matones” a los manifestantes iracundos que protestaron por la muerte de Floyd y causaron disturbios en Minnesota

==========================================================================

| HECHO DIGITAL | AGENCIAS | CDMX | 30 – VI -2020 |