Tema de la columna “Ventana”, difundida por su autor, José Cárdenas, en el espacio de noticias del que es titular en el consorcio de radio y televisión de Grupo Fórmula, con el título “Jaque al rey”: El periodista analiza el acontecimiento del pasado lunes 8 (de marzo) en Ciudad de México, protagonizado por feministas dentro del marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer



8M es el día en que la mujer, una vez más, reclama el fin del patriarcado. Son voces de lucha para acabar con el pacto machista que pretende acallar reclamos legítimos de justicia contra la violencia, a favor de la igualdad y de la no discriminación.

Sin embargo, el Presidente se atrinchera detrás de un muro elevado, de acero, porque lo que más le preocupa no son los 11 asesinatos de mujeres que ocurren cada día, ni los 6 millones de violaciones y abusos sexuales en las estadísticas, ni las llamadas de auxilio por violencia familiar; ¡Bueno!, ni los 5 millones de mujeres que perdieron su empleo por la pandemia, ni la desigualdad de oportunidades, de la cuna a la tumba… ni tampoco la impunidad.

¡Nooo!. Lo que más preocupa al Presidente hoy es cuidar la fachada de cantera de Palacio y el mármol de los monumentos históricos.

Esas murallas no se pusieron para proteger a las mujeres sino para provocarlas, exacerbarlas e inhibirlas. Para mandar el mensaje de que las protestas feministas no nacen del pueblo bueno y sabio; entonces el Presidente se encapsula en el fantástico universo de la conspiración conservadora en su contra, importada, dice, del extranjero con fines perversos.

El gobierno, no cabe duda, tiene una visión aldeana de la realidad. No entiende que las mujeres están enojadas; que el feminismo es una profunda revolución social de las conciencias contra violencia de toda índole causada por hombres dominantes contra mujeres sometidas a la obediencia ciega. Mujeres vejadas. sin espacio, desde luego, para el diálogo.

A fin de cuentas, las murallas de Palacio y monumentos históricos resultaron idóneos para gritar, pintar, romper, marchar y plasmar un memorial de la rabia feminista. Un bofetón que pone en jaque a la Cuarta Transformación.

Si resultó de tu interés, compártelo con tus amigos


Ilustración de portada, con cartón tomado de Twitter, de la autoría del MONERO RICTUS, cuyos trabajos publica el periódico “El Financiero”, de Ciudad de México



| HECHO DIGITAL | CDMX | 11 – MARZO -2021 |