México, conmocionado por el fallecimiento del tifón mexicano de la marcha mundial, Ernesto Canto Gudiño, protagonista junto con Raúl González del glorioso 1-2 en la marcha de 20 kilómetros en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, en 1984: Luchó como guerrero contra cáncer agresivo



Los medallistas olímpicos mexicanos están de luto con el fallecimiento de Ernesto Canto Gudiño  (a la edad de 61 años), quien en Los Ángeles 1984 puso a México en lo más alto del podio al ganar la presea dorada en la disciplina de marcha de 20 kilómetros, la cual se ha convertido en el tercer deporte que más alegrías le ha dado a la afición nacional.

Con 11 metales diferentes a lo largo de la historia, la marcha es el tercer deporte que más preseas ha dado al país, por lo que ESPN Digital rememoró los 10 momentos más memorables en la historia de los Juegos Olímpicos.

Cuando el Sargento Pedraza hizo retumbar CU, al arrebatar la playa a ruso

Las gradas del Estadio Olímpico Universitario retumbaron con el segundo lugar de José Pedraza, quien en la edición de 1968 emocionó a México. Al ingresar al estadio, el sargento estaba en el tercer lugar y en la pista de tartán sacó lo último que tenía de energía para superar por apenas dos segundos al ruso Volodimir Golubnichi y colgarse la medalla de plata.

Daniel Bautista y el primer oro en Montreal 76

Montreal 1976 quedó marcado para el deporte mexicano con la presea de Daniel Bautista en la categoría de 20 kilómetros. Su logro significó un récord olímpico con el 1:24:60 y al cruzar la meta celebró con el tradicional sombrero de charro. Por detrás de él quedaron tres representantes alemanes.

Ernesto Canto y el memorable 1-2 con Raúl González

El fallecido medallista mexicano alegró a la afición nacional al cruzar la meta de los 20 km y fue una de las estrellas bajo el trabajo realizado por el pocalo Jerzy Hausleber, quien vio subirse también esa misma tarde a Raúl González, quien finalizó en el segundo lugar.

El broche de oro de Raúl González en Los Ángeles 84

Fue la figura del país en 1984, ya que subió dos veces al podio, al obtener un metal de plata y uno de oro, este último en la categoría de los 50 kilómetros. El originario de Nuevo León se impuso al sueco Bo Gustafsson, con una diferencia de cinco minutos y 53 segundos.

La casta de Carlos Mercenario en Barcelona 92

El mexicano logró la medalla de plata un día antes de la clausura de Barcelona 1992 y fue el único atleta nacional que se colgó una presea en dicha justa. Quedó por detrás del ruso Andrey Perlov, quien compitió por el equipo unificado del Comité Olímpico Internacional.

La alegría de Bernardo Segura en Atlanta 96

La bandera nacional volvió a ondear en los Estados Unidos gracias a los pasos de Segura, quien en 1996 subió al podio al terminar en la tercera posición en la categoría de los 20 kilómetros.

El milagro de Noé Hernández en Sidney 2000

El mexicano escribió su nombre en la historia de México en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, donde llegó a la meta como segundo, esto después de una polémica situación, pues en el túnel de entrada del estadio Bernardo Segura estaba en el primer puesto y un juez lo descalificó, lo que provocó que “El chivo” subió un lugar.

La tercera fue la vencida para Joel Sánchez también en Sidney 2000: Se alzó con el bronce

México logró una segunda presea en atletismo con Joel, quien aprovechó su última oportunidad después de dos intentos fallidos en la marcha de 50 kilómetros en Seúl 88 y Barcelona 92. A pesar de haber peleado con el polaco Robert Korzeniowski por el oro, al final tuvo que asegurar el metal y evitar una descalificación y quedó atrás del lituanio Aigars Fadejevs.

“Lupita” González rompe la sequía en Río 2016

La mexicana fue la última representante nacional en obtener un metal en dicha disciplina en Río 2016, donde en un emocionante final, ya que en los últimos kilómetros peleó con dos representantes chinas, Liu Hong y Lü Xiuzhi.

En la pelea Lupita terminó en el segundo lugar, solo dos segundos detrás de la vencedora Liu y cinco segundos por delante de la tercer lugar, Xiuzhi.

 

Ernesto Canto ganó todos los títulos posibles en la marcha

La lamentable noticia del deceso de Ernesto Canto por complicaciones de un cáncer agresivo fue dado a conocer este viernes.

El Comité Olímpico Mexicano informó en su cuenta oficial en Twitter del fallecimiento del ex deportista, único atleta olímpico del país en ganar todos los títulos posibles de su deporte.

Nacido en la Ciudad de México el 18 de octubre de 1959, Canto se dio a conocer como un grande del atletismo al ganar la Copa Mundial de Valencia de 1981, aunque su primer gran triunfo fue el 7 de agosto de 1983 en Helsinki, donde se convirtió en campeón de la marcha de 20 kilómetros y ganó la primera medalla de los primeros campeonatos mundiales de atletismo.

Esa vez Canto detuvo los relojes en 1 hora 20 minutos 49 segundos para sacarle 10 segundos de ventaja al checo Jozef Pribilinec; un año después se confirmó como el mejor del mundo al ganar el oro en los Olímpicos de Los Ángeles, con 1 hora 23 minutos 13 segundos, y siete segundos de ventaja sobre su compatriota Raúl González.

Al ganar los Juegos Panamericanos de Caracas 1983 y los Centroamericanos y del Caribe de La Habana 1982, el mexicano completó el circulo virtuoso de un deportista olímpico, al conquistar medallas de oro todas las competiciones posibles de su disciplina, lo cual nadie repitió en el país entre los hombres y solo lo hizo la campeona de taekwondo María Espinoza, entre las mujeres.

Canto comenzó su carrera deportiva hechizado por la proeza de su compatriota José Pedraza, subcampeón olímpico en México 1968 y desde joven mostró un talento que combinó con un disciplina ascética.

Plusmarquista mundial poco antes de su título olímpico, al caminar los 20 kilómetros en 1 hora 18 minutos 40 segundo, es considerado uno de los deportistas más grande de América Latina en el siglo 20.

Hace unos meses le fue detectado un cáncer de hígado y páncreas, el cual asumió con la misma valentía de sus tiempos de deportista cuando el dolor y el cansancio lo castigaron en los kilómetros finales.

Hasta antes de su muerte, Ernesto Canto ofrecía conferencias y atendía negocios particulares.

Será recordado por “la lucha del sí se puede”: Raúl González

La muerte del ex marchista Ernesto Canto golpeó el corazón de los medallistas olímpicos nacionales, especialmente el de Raúl González, ya que juntos elevaron la bandera de México en Los Ángeles 1984 al lograr el 1-2 en la prueba de caminata 20 kilómetros.

En entrevista para ESPN Digital, González recordó a su compañero de atletismo y mencionó que Canto será recordado por “la lucha del sí se puede”.

“El legado que deja a muchos deportistas es el haber alcanzado lo más alto y es la lucha del sí se puede, del trabajo y determinación”, dijo.

Vía telefónica el también medallista de marcha en 50 Km en Los Ángeles 1984 mencionó que todos los atletas se enteraron cuando iban camino a la entrega del Premio Nacional de Deportes, que este viernes.

“Cuando nos avisaron yo venía con Carlos Mercenario (Medallista en Barcelona 1992) y fue un compañero de muchos años de trabajo, luchas deportivas y que desgraciadamente hoy falleció. Fuimos protagonistas la marcha y el deporte mexicano. Ese 1-2 lo recuerdo como ayer y sin duda es uno de los momentos más hermosos que guardo y que compartí con él”, expuso.

“Sinceramente me ha dolido su partida y sé que todos vamos por ahí. Fuimos compañeros de vida, deporte. Hace unos días me contestó un mensaje y tenía mucha comunicación con él”, añadió.

El medallista aseguró que con Ernesto Canto “éramos una familia y los medallistas olímpicos representamos y pusimos el nombre de México en lo alto”.- (Con información de “ESPN Digital” y el sitio web de noticias del “Diario NTR”, de Guadalajara, Jalisco / 20 – XI – 2020)