Los Rayados de Monterrey culminaron su desvastadora obra de eliminar al súperlíder de la liguilla del torneo de Apertura de la Liga MX, con un empate frente a Santos en La Laguna, 1-1 (6-3 marcador global): Ahora enfrentará a Necaxa

Los Rayados de Monterrey hicieron valida la llamada “maldición del superlíder” al dar cuenta de Santos al empatar 1-1 en el partido de vuelta para dejar un marcador global 6-3.

El uruguayo Brian Lozano adelantó a los de la “Comarca Lagunera” al minuto 19 con un gran gol que logró gracia a un zapatazo desde afuera del área después de hacer un recorte.

Sin embargo, los de Mohamed aguantaron el embate de los laguneros, se colocaron muy bien en la cancha y defendieron de gran manera, además de lograr varias de peligro en el arco de los guerreros, y el partido llegó a la pausa del medio tiempo con la victoria 1-0.

Para el segundo tiempo, mientras el tiempo corría la desesperación de los locales comenzó a hacerse presente y los regios aprovecharon un contragolpe en el que el holandés Vincent Janssen mandó el balón a las redes.

Los de la “Sultana del Norte” se podrían ver en la siguiente fase a los Tigres de la UANL si estos terminan la obra que comenzaron ante América, pero si los capitalinos remontan, su rival sería el Necaxa. – (Reseña de La Opinión – 1/XII/2019)