0 0
Read Time:4 Minute, 1 Second

Una probable explicación es que sea el reflejo de potentes luces para atraer especies marinas capturadas a gran escala en el Pacífico y el Atlántico



El “fenómeno inexplicable” de moda –maximizado en redes sociales— es un poco usual resplandor rojo observado durante un vuelo.

Según medios de comunicación electrónicos estadounidenses como “CNN” y “Univisión”, el fenómeno fue captado en el Océano Pacífico. En sentido inverso, sitios web de diarios de Ciudad de México como “Milenio”, “El Universal” y “24 horas” refieren que fue filmado en el Océano Atlántico.

De acuerdo con la información publicada en el portal del diario capitalino “24 Horas”, un par de usuarios de Reddit (@mohiemen y @calgoat) compartieron las imágenes que captó un piloto que sobrevolaba el océano Atlántico.

Ello, como es de suponerse, dio pie a miles de comentarios, así como comparaciones y suposiciones que surgieron para explicar el extraño fenómeno.

Los más fantasiosos, fervientes defensores de que “no estamos solos en la inmensidad del Universo”, compararon el resplandor –que algunos ven como pequeñas e inusuales luces rojas-, con un portal submarino que forma parte de la trama del exitoso programa de Netflix “Stranger Things”.

En efecto, en la cuarta temporada de la serie, se abre un portal en el Lago de los Enamorados de Hawkins. “Dustin está tratando de abrir un portal al revés, es literalmente una puerta de agua”, escribió un usuario de Reddit, refiriéndose a una de las escenas. Esa puerta de agua es un portal submarino al universo paralelo de pesadilla, denominado “Upside Down”.

Las tres principales imágenes, calificadas de «espeluznantes», fueron tomadas el pasado 22 de julio, junto con el comentario “Nunca he visto nada igual” del piloto que las observó.

Un ciber-debate entre profanos atraídos por este tipo de fenómenos adelantó, entre otras hipótesis, que  el brillo rojo podría deberse a una táctica de pesca única utilizada por los barcos que pescan en el Pacífico una especie llamada paparda (un tipo de pez carnada de la familia de los peces saurio), que ocasionalmente se encuentra también en el Atlántico.

Hay pescadores que usan luces rojas brillantes –cuyo reflejo es parecido a lo observado en el mencionado vuelo– para atraer a ciertas especies a la superficie del agua.

Un usuario de redes sociales, que dice ser fotógrafo y piloto y se identifica como Dimitriy, explica que “fenómenos similares han sido detectados en el pasado, tanto por otros pilotos como por la Estación Espacial Internacional”.

Esta última, añade, “tomó una fotografía de cientos de barcos de pesca usando luces de pesca verdes, que se cree que son mejores para atrapar calamares, frente a la costa de Camboya”.

El piloto y fotógrafo Dmitriy, conocido como @deltaoscarstudio en las redes sociales, también tomó una foto similar de la fascinante vista en 2020 mientras volaba de Seattle a Japón.

Asimismo, el ciber-sirio “Zona de prensa”, de República Dominicana, indicó:

“Se cree que las flotas de barcos de pesca de paparda del Pacífico que utilizan estas luces LED han causado confusión recientemente en otros lugares, con el cielo sobre Zhoushan, China, volviéndose de un color rojo intenso que se sugiere es causado por los barcos brillantes.

“Se cree –añade la misma fuente– que las condiciones atmosféricas del día refractaron la luz roja y causaron que el resplandor se apoderara de todo el cielo”.

Los peces saurio se sienten atraídos por las luces brillantes y rojas. Por eso las naves de gran tamaño son capaces de atraer a miles de peces.

No obstante, sin una inspección más detallada, no se puede saber con certeza de qué se trata el misterioso resplandor.

Según el periódico británico “Daily Mail”, hasta el momento el piloto ha permanecido en el anonimato y no hay indicios de a qué altura volaba o en qué lugar del Atlántico vio la misteriosa escena.

No es la primera vez que un piloto vive una experiencia semejante. El diario británico recuerda que en 2014 el piloto holandés JPC van Heijst contó que él y su copiloto volaron sobre nubes brillantes al sur de la península rusa de Kamchatka a las cinco horas de un vuelo de 10 horas, desde Hong Kong a Anchorage, Alaska, en un Boeing 747-8.

En ese entonces Van Heijst comentó que vieron un intenso destello de luz como un rayo, dirigido verticalmente hacia arriba, al que siguió un brillo rojo y naranja intenso 20 minutos después.

La experiencia lo dejó perturbado porque no tenía ninguna explicación, ya que ese día no había tormentas en su ruta ni en el radar meteorológico, lo que sugería que el rayo no se había originado en una tormenta, y el resplandor posterior también era un misterio.

CIUDAD DE MÉXICO

27 de Julio de 2022

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %