Presenta parte de los conceptos menos gratos que opinan algunos colegas sobre el creador del portal “SDP Noticias”

Sabedor de la polémica que lo envuelve por haber sido directivo y empresario de medios de comunicación, Federico Arreola utiliza su espacio en el portal “SDP Noticias” para escribir el artículo con el siguiente encabezado:

Me menciona AMLO… y me califican de corrupto, traidor, lambiscón, mal amigo….

Arreola, ex director del diario “Milenio” y creador del portal “SDP Noticias”, comienza así su texto: “Donde las dan las toman. (Sic) Critico con frecuencia a periodistas, hoy debo reproducir lo no muy agradable que se dice de mí.

“He cuestionado durante casi un año a los periodistas, sobre todo columnistas, que critican injustamente —en mi opinión, precisa — y en ocasiones hasta con mentiras e insultos, al Presidente AMLO”, agrega Arreola.

Hace unos días –recuerda–, el Presidente de México dijo lo siguiente en una de sus conferencias de prensa mañaneras:

“Nos defienden creo que tres (periodistas) y estoy hablando de periodistas. Nos defiende muchísima gente por eso puedo estar tranquilo, porque hay millones en redes sociales que nos defienden pero les digo, quienes defienden, en estos últimos días, Federico Arreola, que nos defiende (y) enfrenta toda esta campaña de calumnias, Enrique Galván, de La Jornada, Pedro Miguel”, los moneros de La Jornada y Jorge Zepeda, quien publica artículos en El País.

Arreola apunta a continuación: “Algunas personas, especialmente periodistas, se enojaron conmigo porque Andrés Manuel me mencionó brevemente.

“Como donde las dan las toman, esto es, dado que he cuestionado a bastantes periodistas, me siento obligado a repetir aquí algunas de las expresiones que he merecido.

Transcribe Arreola primero un twitter de “@Patriciomonero

A continuación, Arreola incluye un punzante punto de vista de Pablo Hiriart, columnista del diario “El Financiero” y uno de sus más acerbos críticos:

“El reconocimiento a Arreola nos dice que López Obrador, con la amplísima experiencia que sin duda tiene, no ha aprendido un axioma básico de la política y de la vida: no hay traidor más grande que un lambiscón. Ya lo comprobará en carne propia.”

A continuación, Arreola inserta el siguiente twitter de Jorge Berry, también columnista de “El Financiero”;

A continuación, Arreola recoge otra dura crítica, ahora del comentarista del diario “Milenio” Gil Gamés:

Mienten quienes afirman que Federico Arreola es un lamebotas, porque el Presidente no usa botas (por suerte). Es simple y llanamente un pequeño lacayo que hizo una no tan pequeña fortuna vendiéndole a Enrique Peña Nieto aire, puro aire. Ah, qué don Fede. Gil vuelve a desafiarlo: ¿Mostramos en público nuestras propiedades, las suyas y las de Gil, sus costos, y a quienes se las vendimos, si es que se vendieron? Eso sí, ante notario público. Pero no las vaya a donar mañana, Fede. Fair play. Todo es muy raro, caracho, como diría Jules Renard pensando en Federico Arreola (ji): De vez en cuando di la verdad para que te crean cuando mientes”.

El artículo de Arreola prosigue con el siguiente twitter del Monero Rapé ✍🏼

En seguida, Arreola recurre a la columnista del diario Reforma, Guadalupe Loaeza, autora del siguiente concepto:

“La 4T cuenta con verdaderos periodistas de altura, periodistas objetivos, desinteresados, plurales, incluyentes y verdaderos intelectuales. Allí están Federico Arreola (y Lord Molécula)”.(1)

Prosigue Arreola su texto con el siguiente texto de @Patriciomonero:

El articulista finalmente remata con la siguiente reflexión del también columnista Carlos Ramírez, del diario “El Debate”:

“Hay que precisar que los periodistas aliados a la 4T son, de una u otra manera, militantes del proyecto gubernamental actual: Arreola fue parte del equipo de López Obrador en años pasados, aunque después hizo lo mismo con Peña Nieto”.

(24/IV/2020)

========================================================================

(1) Apodo del reportero Carlos Pozos Soto, uno de los presuntos gobiernistas y asiduos asistentes a la conferencia mañanera presidencial de Palacio Nacional