Hay ciertos indicios de que estaría próximo a anunciar su incursión oficial a la izquierda: Menosprecia a empresarios

AMLO se radicaliza: La única pregunta es si el “Mesías tropical” ya está listo para presentarse como tal el próximo domingo 5 de abril.

La primera señal de lo que ya se ve venir –o sea, su incursión oficial en la izquierda– se observó en la mañanera de este jueves 2 en la forma de nuevas y duras críticas contra los “adversarios”.

Hablar de que “estamos viviendo temporada de zopilotes” es algo ofensivo para los adversarios del “iluminado” del Sureste.

Y es que “nuestro personaje”, lo hemos dicho ya, siente la lumbre en los aparejos, al empezar el declive de su popularidad, de acuerdo con una serie de encuestas.

Por tanto, lo único que le queda es radicalizarse, y el momento ideal puede ser el domingo 5, porque la crisis sanitaria le da facultades extraordinarias para tomar medidas que en otras circunstancias serían más difíciles de adoptar.

El último recurso para frenar al político tabasqueño era una reunión con los máximos empresarios de este país, que no lo convencieron para que aceptara su principal demanda: Diferir el pago de impuestos ante la crisis sanitaria.

Fueron cinco horas de una reunión infructuosa, en la que AMLO les pidió esperar a sus anuncios del próximo domingo para luego seguir negociando.

Se fijó una próxima reunión para el 15 de abril venidero, demasiado tarde para muchas empresas que ya están cerrando sus puertas y que lo único que pedían era que se les diera un tiempo más para asumir sus compromisos.

Además, como si se tratara de un adelanto de su ya inminente radicalización, López Obraor dijo que la crisis del coronavirus “nos vino como anillo al dedo para afianzar el propósito de la (cuarta) transformación”.

Veremos si el acto del domingo es el trampolín para “quitarse las máscaras”.

| ENFOQUE EDITORIA| HECHO DIGITAL | CDMX | 3/IV/2020 |