Reaparece en las mañaneras con punzantes críticas contra sus adversarios: No usará más cubrebocas



En Ciudad de México, reapareció Andrés Manuel López Obrador en las mañaneras este lunes 8 de febrero, arrogante como siempre, vociferante contra sus “naturales” detractores, intolerante para los que no hacen las cosas como él quisiera y reacio a transigir en sus cuestionables actitudes, como no usar cubrebocas.

Asimismo, el mandatario mexicano reafirmó que no es el mejor de los pacientes, al señalar que aún espera el diagnóstico médico para reanudar sus actividades públicas.

Dio a entender que más tarde, este mismo lunes, debía de ser valorado nuevamente por los médicos, que seguramente, para no discrepar con el gobernante, le darán la deseada alta médica.

Dominante como siempre, el líder mexicano ya escogió a Oaxaca como una de las entidades que visitará, lo más seguro el próximo fin de semana

Fiel a la costumbre de exhibir a los adversarios, López Obrador no olvidó renovar sus críticas al diario Reforma y sus “notas falsas” (fake news) relativas a su estado de salud.

Se refirió, desde luego, a la versión del diario sobre su  video del pasado jueves 4, y la mención de que tenía un “bulto” en su saco, que posiblemente era un “monitor portátil de signos vitales”.

López Obrador aclaró que tal “protuberancia” se debía a que se “acomodó mal el traje”-

Asimismo, con la tradicional pose de víctima que tanto molesta a sus adversarios, señaló:

“¿Por qué me contagié? Porque tengo que trabajar como millones de mexicanos, ni modo que me quedara todo el tiempo encerrado, no se puede vivir encerrado. Me cuidé, guardé mi sana distancia, pero me tocó”.

Una vez más, se refirió a la vieja historia de la supuesta primera muerte de un mexicano por Covid, difundida por error por Joaquín López Dóriga, con el obvio interés de desacreditar a este último.

Los “obuses” del líder tabasqueño también alcanzaron a los intelectuales críticos.

“Empezaron a hablar que nos iban a poner un chip (con la vacuna rusa Sputnik V), nos iban a volver comunistas a todos.

“Así de burdo, Aguilar Camín (Héctor, columnista del diario Milenio) dice que no se puede aplicar esa vacuna en México, porque es una vacuna rusa, sólo se puede aplicar en Rusia”, explicó.

“Empiezan a decirle pues sí: la tampiqueña sólo la pueden comer los de Tampico. Todo esto por su coraje irracional”, comento López Obrador.

Las críticas también alcanzaron a los neoliberales y sus planes privatizadores llevados al cabo por priistas en combinación con panistas.

Igualmente rebatió los pronósticos de expertos sobre los estimados de crecimiento para el país-

“Los más conservadores hablan del 3.5 de crecimiento. Yo estimo que vamos a crecer 5 por ciento este año, que vamos a ir superando la crisis económica”

Además, destacó que durante su Gobierno no ha habido devaluación del peso frente al dólar y la inflación se ha mantenido bajo control,

López Obrador criticó igualmente a los jefes de Estado y de Gobierno que se han inmunizado contra el Covid-19.

Consideró como un abuso que un Presidente sea inmunizado antes que el resto de la población que gobierna bajo “la triquiñuela” de que hay que dar confianza a la gente para que se vacune.

En su caso, reiteró que esperará a que llegue su turno –el de las personas de 60 años o más—para ser inmunizado.

Si resultó de tu interés, compártelo con tus amigos


Ilustración de portada, cartón tomado de Twitter, de la autoría del MONERO CRUCIFIXIO, cuyos trabajos publica el sitio de noticias “Político Mx”



| HECHO DIGITAL | CDMX | 8 – FEBRERO – 2021 |