0 0
Read Time:1 Minute, 54 Second

Se lleva por delante a los ex Presidentes Calderón y Peña Nieto, aunque utiliza a dos “emergentes” para la maquiavélica jugarreta



Sin ir a “macanear” –o sea, sus prácticas de béisbol cuando tiene las tardes libres–, el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se comportó el martes 2 de agosto como los grandes toleteros al batear un cuadrangular con dos en base.

Sin embargo, aunque todos vieron la “hazaña”, el responsable quiso hacerle al ilusionista y así, al jugar a “que se sepa el milagro, pero no el santo”, utilizó a dos intermediarios como “emergentes” para que pasaran como los autores del “gran batazo” que empujó a los “corredores”, que son ni más ni menos que los ex Presidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Para “empujar” a Peña Nieto, no hacia el jom sino rumbo a la cárcel, AMLO utilizó como “bateador emergente” a Alejandro Gertz Manero, fiscal de la República, y para “remolcar” a Calderón, recurrió a aquella desactualizada narco-“Reina del Pacífico”.

Con esta maquiavélica jugarreta, el “Tigre de Macuspana” semejaría el miércoles 3 de agosto, en la mañanera de Palacio Nacional, ser más manso que un “lindo gatito” cuando es un secreto a voces que fue el que “arrojó la piedra” en contra de sus dos inmediatos antecesores, por más que quiera pasar como “libre de pecado”.

Por eso, por personajes como AMLO, se dice que el político promedio en México es pérfido, simulador y mentiroso.

Lo más probable es que al abrir “el fuego de artillería” contra sus antecesores se desate una “guerra de lodo” que terminará por agravar las cosas en el país.

Es más, en redes sociales ya circula el primer capítulo, consistente en un discurso de Calderón cuando era Presidente —en el evento de presentación del proyecto de la Ciudad Creativa Digital, en la Expo Guadalajara—, y que plantea por qué es un absurdo aplicar la estrategia de “abrazos, no balazos” que tanto defiende AMLO.

Pero como “el inquilino de Palacio Nacional” quiere incendiar al país, ponerlo a las puertas de una guerra civil, entonces, como reza el refrán, “¡Que Dios nos agarre confesados!”

CIUDAD DE MÉXICO

2 de Agosto de 2022

 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
100 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %