Al agotarse todos los previstos para esta temporada: De ahí que se llamen Alfa y Beta dos de los meteoros



POR JOSÉ CORTAZAR NAVARRETE



El efecto de “La Niña”, que ejerce cambios significativos en la actividad meteorológica en el Atlántico y Mar Caribe, ha ocasionado que por primera vez desde 2005 se agoten los nombres destinados a tormentas tropicales y ciclones y se tenga que utilizar el alfabeto griego

Así, ya llevan los nombres “Alfa” y “Beta” las dos primeras tormentas “extra” en la región.

Juan Vázquez Montalvo, responsable del Comité Institucional para la Atención a Fenómenos Meteorológicos Extremos (Ciafeme), dependiente de la Universidad Autónoma de Yucatán, (Uady) destacó que esta hiperactividad es irregular.

La única otra ocasión en que se tuvo que utilizar el alfabeto griego fue durante la temporada de huracanes de 2005 que batió récords. Abajo, el gran tablero del Centro Nacional de Huracanes que muestra la lista de tormentas con nombre del Atlántico a fines de 2005. Increíblemente, las dos primeras tormentas griegas de esta temporada se desarrollaron más de un mes antes que la temporada 2005. La tormenta tropical Alpha se desarrolló el 22 de octubre de 2005 y el huracán Beta se convirtió por primera vez en tormenta tropical el 27 de octubre de 2005 

Recordó que desde 2005 no se registraban tantos fenómenos en la región –hasta ahora 23–, lo que es reflejo de cambios importantes en el clima global.

Detalló que al iniciar el efecto de “La Niña”, se redujo sustantivamente la actividad ciclónica en el Océano Pacífico y se incrementó de manera notoria en el Atlántico (que comprende también el Caribe y el Golfo de México).

La temporada de huracanes de 2005 utilizó seis nombres de alfabeto griego. La última tormenta de esa temporada, Zeta, no se apagó hasta principios de enero de 2006. Dos de esas tormentas griegas de 2005, Beta y Epsilon, se convirtieron en huracanes. El huracán Beta, una tormenta de categoría 2, azotó a Nicaragua el día antes de Halloween

Desde el mes de julio, señaló, la temperatura del Atlántico y el Caribe está por encima de la normal, lo que ha propiciado el incremento de estos sistemas.

Informó que las condiciones climatológicas desde el Africa por el monzón de Asia han sido mucho más intensas, lo que ocasiona vientos vigorosos desde el Océano Indico hasta el Atlántico.

Ello, combinado con una mayor temperatura em las aguas de la región, facilita la formación de tormentas y ciclones más intensos que el promedio.

El entrevistado hizo ver que estamos en el periodo pico de depresiones, tormentas y ciclones, el cual debe de concluir hacia el 15 de octubre y en el que se espera la formación de al menos uno o dos sistemas intensos adicionales.

Por tanto, hay que estar alerta ante eventuales afectaciones, que en la Península de Yucatán y el litoral del Caribe mexicano no han sido tan grandes, salvo “Cristóbal” y “Nana”.

Subrayó que hasta el momento sólo se han formado 2 fenómenos que han superado la escala 4 de Saffir Simpson, aunque en las últimas semanas se ha presentado una preocupante hiperactividad meteorológica en la región.

Desde que se levantan estadísticas, expuso Vázquez Montalvo, esta inusitada actividad sólo tiene dos antecedentes en la zona Atlántico-Caribe-Golfo de México: En 1933 y en el 2005.

Comentó que si bien la Península de Yucatán no ha sido tan afectada en esta temporada ciclónica, salvo el paso de los citados “Cristóbal” en junio pasado y “Nana” en septiembre, no se puede cantar victoria todavía, porque restan al menos 30 días a la temporada actual.

El entrevistado también observó que en 2005 el alfabeto griego comenzó a ser utilizado en noviembre, y este 2020 en septiembre, o sea, dos meses antes.— (Colaboración especial para HECHO DIGITAL – 19 – IX – 2020)


Apunte de HECHO DIGITAL.— Desde este viernes 18 de septiembre por la noche fue impresionante observar el mapa de la región que nos ocupa con al menos seis fenomenos meteorológicos. A saber:

1) La tormenta tropical Beta frente a Tamaulipas y Texas y con rumbo Norte-Noreste quizás, hacia Misisipí o Pensacola, Florida. Aunque su trayectoria es errática se duda mucho que vaya a azotar suelo mexicano, como se temió en un principio.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EU cree que Beta, con vientos máximos sostenidos de 95 kph, finalmente va a penetrar a tierra en un punto cercano al puerto de Galveston, pero lo hará luego de estar virtualmente estacionario frente a Texas de aquí al martes 22, y para entonces ya debe tener categoría de huracán.

2) La tormenta tropical Alfa, que “agonizaba” en suelo portugués, en la zona del distrito de Viseu

“Teddy” todavía se encuentra a más de 500 millas de Bermuda. Si bien el pronóstico hace que el centro siga la pista al este de las Bermudas, es un gran huracán con un campo de viento en crecimiento. Por ahora, se espera que Teddy rastree a 150 millas del archipiélago durante la noche del domingo o la madrugada del lunes, probablemente como un huracán. Esto podría estar lo suficientemente cerca como para traer vientos de al menos 40 mph a Bermuda junto con bandas de lluvia y algunas inundaciones por marejadas ciclónicas. Sin embargo, estos vientos pueden no ser tan malos como los experimentados la semana pasada cuando Paulette pasó sobre las Bermudas.

3) El huracán “Teddy”, de categoría 4 y vientos sostenidos de 215 kph, que estaba hasta anoche  a unos mil 200 km al Sureste de Bemudas y que podría pasar cerca de estas islas mañana domingo 20 de septiembre o la madrugada del lunes.

“Teddy” es un gran huracán cuyos vientos destructores se extienden en un radio de 95 km.

Se estima que tras pasar cerca de Bermudas, enfilará hacia el Norte y azotará territorio canadiense

4) La tormenta tropical “Wilfred”, todavía a más de la mitad del camino entre las islas de Cabo Verde y la entrada al Mar Caribe. Este meteoro todavía no se observa bien organizado, pero tiene posibilidades de convertirse en tormenta tropical en los próximos días.

5) El ciclón post tropical Paulette, unbicado al Sur de  islas Azores, y puede intensificarse entre este sábado 19 y el lunes 21 de septiembre.

6) Una onda tropical ubica cerca de las costas africanas, en la zona de Cabo Verde, que en cualquier momento iniciará su trayecto de más de una semana o diez días hacia el Oeste, rumbo al Caribe, Cuba o el litoral estadounidense del Atlántico.

Es temprano para determinar los alcances de este fenómeno.— (Información del Centro Nacional de Huracanes de EU, con sede en Miami)