Vocero de López Obrador confiesa haber dado positivo al peligroso virus: ¿Qué pasará con las mañaneras?



En la Presidencia de México se prendieron los focos de alarma al anunciar su vocero, Jesús Ramírez Cuevas, que dio positivo a Covid-19.

En un mensaje de tuit de las 2:20 de la tarde del domingo 10 de enero, el funcionario informa: “Estoy bien de salud y estaré trabajando desde casa siguiendo todos los protocolos sanitarios”.

El problema es que al ser uno de los más cercanos colaboradores del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario puede haber contagiado al mandatario.

La diferencia entre ambos es que Jesús, a los 55 años, está en una edad de menor riesgo de complicaciones por el virus, respecto a los 64 años del Presidente, edad en que se es más vulnerable a problemas como la insuficiencia respiratoria.

Asimismo, Jesús y el mandatario figuran en la “selecta lista” de funcionarios que se han negado reiteradamente a utilizar cubrebocas como método preventivo.

La casa presidencial no hizo durante el domingo  ningún comentario sobre la confesión del coordinador general de Comunicación de la Presidencia.

Sin embargo, a juicio de expertos consultados por HECHO DIGITAL, el Presidente debería dejar de ofrecer sus “mañaneras” al menos de forma presencial por lo menos durante un periodo de 14 días, en el que debería practicarse pruebas de laboratorio para descartar que ha contraído el mal.

López Obrador padece una de las co-morbilidades (hipertensión arterial sistémica) que suelen complicar el estado de salud de los enfermos de Covid-19.

El Presidente vive en Palacio Nacional en compañía de su esposa Beatriz Gutiérrez Muller, de 51 años, y su hijo Jesús Ernesto, menor de edad-

Ramírez Cuevas se sumó a una ya larga lista de funcionarios y funcionarias del Gobierno Federal que se han contagiado del coronavirus, como:

♦ Arturo Herrera, secretario de Hacienda

♦ Rafael Ojeda, secretario de Marina

♦ Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública

♦ Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, a quien llevó varias semanas su atención médica

♦ Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social.

♦ Hasta donde se sabe, el Presidente no ha sido vacunado contra el mal por su persistente postura de que los primeros beneficiados deben ser los miembros del personal de salud.

Los adultos mayores, como López Obrador, deberían comenzar a ser vacunados este martes 12 de enero, pero apenas han sido inmunizadas 74 mil personas de los servicios de salud de un total estimado en un millón 200 mil elementos.- (De Nuestra Redacción con información de Agencias de Noticias)

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos



| HECHO DIGITAL | CDMX |  10 – ENERO – 2021 |