9 0
Read Time:7 Minute, 1 Second

Al menos 12 muertos y más de 30 desaparecidos desmienten la creencia inicial de un saldo blanco



En Oaxaca, el encanto de lo que parecía un “huracán blanco” –sin desgracias personales– se esfumó este martes 31 de mayo, y ahora hay que incluir a “Agatha” en las estadísticas de los meteoros más fatales que han azotado a México.

Hasta 12 muertos y 33 desaparecidos se atribuían a “Agatha” este miércoles 1 de junio –48 horas después de tocar tierra–, como parte de un balance preliminar que, por ende, aún puede crecer.

Fue demasiado breve el lapso –si acaso de unas 18  horas entre el lunes y el martes— en que se creyó equivocadamente que un meteoro que tocó tierra con vientos de 170 kilómetros por hora, casi grado 3 –o sea, un huracán mayor–, podía dejar daños mínimos,  como festinaron las autoridades hasta la mañana del martes.

Hasta esas horas todo era satisfacción por parte de las dependencias oficiales que creyeron haber “vencido” a la Naturaleza, sin haber supervisado a conciencia toda la zona expuesta al meteoro ni haber advertido áreas susceptibles al desastre por efecto de lluvias que han caído de forma casi incesante desde que “Agatha” llegó a suelo oaxaqueño a eso de las cuatro de la tarde del lunes 30.

Un despacho de la agencia de noticias española EFE, publicado por la página web “Swissinfo” a primera hora de la tarde del martes, dio el primer adelanto de que el paso de “Agatha” por Oaxaca había sido fatal, con saldo provisional de cuatro muertos y cuatro desaparecidos.

La misma fuente adelantó que el meteoro había sembrado sobre todo su cuota de muerte y destrucción en la Sierra Sur de Oaxaca, donde un derrumbe provocó dos decesos en la comunidad de Xanaguia, y un tercero, de una mujer, en San Mateo Piñas.

La misma fuente reportó el hallazgo del cadáver de un hombre desaparecido y que cayó a un río por efecto de los vientos del fenómeno, en Huatulco, ubicado en la zona que se creía invulnerable al fenómeno natural.

La Sierra Sur, de acuerdo con Wikipedia, es una región montañosa, donde la riqueza forestal –de bosques de encino, pino y oyamel– y la producción de café son importantes. La ciudad más poblada e importante de la región es Miahuatlán

El primer balance del saldo mortal de “Agatha” coincidió con el anuncio de que el meteoro se había extinguido prácticamente en los límites con el Sur de Veracruz, pasadas las diez horas del martes.

Conagua dijo entonces que de “Agatha” sólo quedaban remanentes, luego de haber llegado a Oaxaca, 18 horas antes, con poderosos vientos de hasta 170 kilómetros por hora.

Hasta antes del anuncio de Conagua se creía que el meteoro sólo había dejado daños mínimos a su paso, y ninguna persona muerta o herida.

Poco antes, a las 8:50 horas del martes, “Agatha” provocaba, como depresión tropical, lluvias torrenciales no sólo en Oaxaca sino también en Veracruz, Tabasco y Chiapas.

Aunque faltaba el reporte final sobre el volumen de lluvias, Conagua reportó 240 milímetros en Huatulco y 158 en San Blas Atempa, aunque se considera que son datos desactualizados que pueden crecer inclusive al doble, según el sentir de expertos,

A medida que transcurría el martes, nuevas noticias fatales sirvieron para confirmar la gravedad del desastre dejado por ”Agatha”, que quizás pase a la historia como el huracán más letal que ha azotado a México el mes de mayo.

Se supo entonces que había que incluir a los dos principales destinos turísticos del Estado –Huatulco y Puerto Escondido—en el mapa del desastre.

A reserva de conocer más datos de otros daños del primer fenómeno de la temporada ciclónica 2022 en el Océano Pacífico, todo parece indicar que Santiago Xanica es uno de los focos del desastre.

En ese punto de la costa de Oaxaca se reporta un saldo de seis muertos y diez desaparecidos, que si se suman a los tres fallecidos en Xanaquia y San Mateo Piñas y al cadáver rescatado en Huatulco, dan un total de 10 muertos.

Hasta el mediodía de este miércoles, el Gobernador oaxaqueño Alejandro Murat manejaba un saldo preliminar de 11 muertos y 33 desaparecidos.

A la luz de este trágico panorama, las autoridades seguían pendientes este miércoles 1 de junio de eventuales inundaciones, crecidas de ríos y deslizamiento de tierras, máxime que seguía lloviendo en las entidades afectadas.

Por otra parte, en una medida que seguramente encontrará protestas, el Gobierno de Oaxaca circunscribió la zona más dañada, que desde luego requiere atención oficial, a sólo 26 de los 570 municipios, alrededor del cinco por ciento.

Sin embargo, antes de la llegada de “Agatha”, las autoridades declararon en alerta máxima a 75 municipios de Oaxaca, y en alerta naranja (peligro alto) a 294 municipios de zonas indígenas de Oaxaca y Chiapas.

Tan sólo en San Pedro Pochutla, declaró su presidenta municipal Saidy Pineda a Radio Fórmula, el número de damnificados es de 38 mil, y esperaban la tarde del miércoles la llegada de apenas 600 despensas, insuficientes para ayudar a buena parte de los afectados.

A su vez, el Presidente López Obrador dijo que “hemos tomado la decisión, a partir de los informes, de atender las zonas más afectadas, sobre todo Puerto Ángel, Pochutla y comunidades de la Sierra, de la costa hacia arriba, donde hubo inundaciones y derrumbes.

“Vamos a estar pendientes (para dar) todo nuestro apoyo a los damnificados, en víveres y en despensas. Como hay elecciones en Oaxaca (para Gobernador, el próximo domingo 5 de junio), queremos que todo lo maneje la Secretaría de la Defensa y la Marina”, expresó el mandatario.

Por otra parte, Chiapas es uno de los Estados donde el saldo de daños podría crecer, a medida que brigadas de auxilio lleguen a los puntos más expuestos a desastres naturales.

En Oaxaca, mientras tanto, las autoridades se preocupaban por despejar algunos caminos secundarios bloqueados por desgajamientos de cerros o deslizamientos de tierras, y los daños ocasionados por caída de árboles, postes de la red eléctrica y señalamientos diversos.

Protección Civil señaló que en la localidad de San Isidro del Palmar no había paso hacia el municipio de San Pedro Pochutla, “toda vez que a la altura de la localidad de El Venado el nivel del agua sobrepasó la carretera”.

A todo esto –menciona un despacho de Infobae– se reportaron cortes eléctricos en cuatro municipios de la costa de Oaxaca.

De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), quedaron sin el servicio 76 mil 513 usuarios en la zona afectada, incluido el Estado de Oaxaca.

Entre los municipios que quedaron a oscuras en Oaxaca, están Santa María Tonameca, Huatulco, San Mateo Piñas y San Agustín Loxicha.

El municipio Santa María Tonameca fue uno de los más perjudicados por el paso de “Agatha” –añade Infobae–. Reportes locales indicaron que el río de dicho municipio se desbordó.

Protección Civil de Oaxaca estimó que “Agatha” tocó tierra, entre 3:30 y 4:00 de la tarde del lunes, en Mazunte, pequeño pueblo ubicado en la costa del Pacífico y localizado a 22 km al Suroeste de San Pedro Pochutla, a unos 10 km al Este de Puerto Ángel y sólo a 1 km de San Agustinillo, así como a 264 km al Sur de la capital de Oaxaca.

Dentro de este preocupante panorama hubo un detalle estimulante: La gran precisión del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EU, con sede en Miami, al pronosticar que “Agatha” tocaría tierra a sólo 10 kilómetros de Puerto Angel, el punto de referencia escogido desde un principio como posible zona de impacto y, como estimó el mismo Centro, su duración sería, como máximo, de dos días.

No se puede decir lo mismo de las autoridades de Oaxaca, que jugaron al “mucho ruido y pocas nueces” y terminaron trasquiladas por la dura realidad de un meteoro implacable,

Una vez más se impuso aquel dicho de que “la Naturaleza no sabe nada de política” y, por lo contrario, sólo sirve como un riguroso supervisor para que la cosas –la infraestructura, pues— puedan resistir en condiciones adversas siempre que estén construidas de forma adecuada.- (De Nuestra Redacción con información de Agencias y de Noticieros de Radio y Televisión de Ciudad de México)



| HECHO DIGITAL | CIUDAD DE MÉXICO | 1 de Junio de 2022 |



 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
38 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
63 %