El escándalo por la muerte del menor de edad de Durango que succionado por un grave descuido en el sistema de filtración de la atracción “Río de lodo” del Parque Xenses de Xcaret, en la Riviera Maya de Quintana Roo, obliga a la Fiscalía de Justicia y Protección Civil de esa entidad a actuar cinco días después de la desgracia, en un aparente caso de protección al poderoso grupo económico de recreación turística sostenible



La Fiscalía General de Justicia de Quintana Roo al fin dio la cara este jueves 1 de marzo (de 2021) sobre el percance que resultó fatal para un menor duranguense de tan sólo 13 años de edad en la atracción “Río de lodo” del Parque Xenses del Grupo Xcaret, en Playa del Carmen. Al tiempo que anunciaba que la muerte de Leonardo se ha clasificado como homicidio culposo, Protección Civil clausuró nada más el área de diversión donde aconteció la fatalidad.

La reacción tanto de la Fiscalía que preside Óscar Montes de Oca Rosales (imagen de la derecha), como de Protección Civil, cinco días después de la desgracia, fueron motivadas sin duda por el mega escándalo en el que derivó el caso, tras que el padre de Leonardo, Miguel Luna-Calvo, denunciara públicamente la vileza de la representación social, la cual le condicionó la entrega del cuerpo de su vástago a cambio de otorgar el perdón a Xcaret, a pesar de que el infortunio se debó a presunta negligencia de quienes operan el Parque Xenses, donde el pasado sábado el menor de edad fue succionado por un grave descuido en el sistema de filtración de un río artificial, lo que le causó hemorragia pulmonar que puso fin a su existencia el pasado domingo 28 de febrero en un hopital de Playa del Carmen.

Cinco días después de la tragedia, valga la redundancia, el fiscal Montes de Oca Rosales dice que la carpeta de investigación se abrió por homicidio culposo, cuando al padre de “Leo” no le supieron especificar el delito.

Cinco días después el titular de Protección Civil en la demarcación municipal, Francisco Poot Kauil, procedió a una inspección en el parque del Grupo Xcaret, ubicado en el tramo Playa del Carmen-Puerto Aventuras, y señaló que de acuerdo con personal del lugar hubo negligencia durante unas labores de mantenimiento.

En las indagatorias, personal del parque nos informó que fue negligencia, ya que uno de los trabajadores dejó abierta una de las rejillas”, expresó Poot Kauil.

“Por nuestra parte daremos seguimiento a esta investigación y seguiremos realizando las inspecciones correspondientes, toda vez que como Protección Civil estamos para salvaguardar la integridad física y de los bienes de la ciudadanía”, precisó el funcionario.

Pese a la clausura, no se informó si habrá una multa económica contra la empresa responsable, observa el portal digital del periódico “Milenio“, de Ciudad de México. La televisora de este consorcio entrevistó al padre de Leonardo, quien es un renombrado cardiólogo de Durango, y éste manifestó que al reclamar el cuerpo de su hijo en la Fiscalía habló “con el vicefiscal Villarreal –no me acuerdo del nombre–, y su condicionante fue que firmara el perdón. Dije sí lo firmo, pero antes rindo declaración, pero me dijeron que no, que si no firmaba no me daban a mi bebé, me hinqué ante la abogada y lloré para que me dieran el cuerpo de mi bebe “.

Recordó igualmente que  cuando el filtro succionó a su hijo, él tuvo que rescatarlo y darle los primeros auxilios, ya que dijo, el personal del parque no lo ayudó y ni siquiera hizo por llamar a la Policía ni al Ministerio Público por lo acontecido”.

“Yo fui a rescatarlo y casi me ahogo, pude rescatarlo, llevarlo a la superficie y todo lo demás. Algo dramático, nunca se avisó al 911 ni al Ministerio Público”, señaló el padre de Leo y agregó que “esa zona debería haberse acordonada por el riesgo de otras personas que se han visto involucradas, para que la escena del evento no hubiera sido manipulada y no hizo nada de eso”.

Si resultó de tu interés, compártelo con tus amigos



| HECHO DIGITAL | CDMX | 1 – ABRIL – 2021 |