9 0
Read Time:2 Minute, 51 Second

Es ahora el Estado de Sinaloa el que amanece consternado este viernes (6 de mayo) por la violencia criminal en México. Uno de sus periodistas más leídos, Luis Enrique Ramírez Ramos, se convirtió en el comunicador número 34 del país que es asesinado durante la gestión presidencial de Andrés Manuel López Obrador, y noveno en el presente año

Columnista político del diario “Debate”, que es líder en el mercado de los medios de comunicación de Sinaloa, Luis Enrique fue hallado sin vida el día de ayer (jueves 5 de mayo), luego de que el miércoles (4 de mayo) circulara la versión de que había sido víctima de un “levantón” poco después de salir de su domicilio en la colonia Los Pinos, en la ciudad de Culiacán.

El cuerpo de Luis Enrique fue hallado la mañana del jueves en el kilometro 1.5 de la carretera internacional México 15 –cerca del Campestre las Nanchis, al sur de Culiacán–, sobre un camino de terracería. El cadáver estaba envuelto, de pies a cabeza, en un plástico. Sin embargo, fue hasta la tarde en que se logró su identificación.

De acuerdo con la Fiscalía de Sinaloa, Luis Enrique fue asesinado a golpes.

El diario “Debate” ofreció un despliegue informativo especial sobre el asesinato de su colaborador, precisando en una de sus primeras publicaciones:

“En estos cinco meses del 2022, nueve periodistas han sido asesinados en México, siendo Luis Enrique Ramírez Ramos el primero de Sinaloa, en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador se han registrado 152 periodistas y defensores de derechos humanos asesinados. Ramírez Ramos es el noveno periodista asesinado en México en lo que va del año. Los otros ocho son:

José Luis Gamboa, Margarito Martínez, Lourdes Maldonado, Roberto Toledo, Heber López, Jorge Luis Camero, Juan Carlos Muñoz y Armando Linares”

Luis Enrique, quien nació en 1963 en Culiacán, inició sus estudios en periodismo en 1980 en la Escuela de Comunicación Social de Sinaloa y desde entonces inició una larga carrera, con escala en Ciudad de México.

Además de columnista del diario “Debate”, el infortunado sinaloense trabajó en diferentes medios de comunicación locales y colaboró con los diarios “La Jornada”, “Reforma”, “Milenio”, “El Financiero” y el desaparecido “Nacional”, de Ciudad de México, así como con la agencia capitalina de fotografía “Cuartoscuro”. Asimismo, fue fundador del portal digital Fuentes Fidedignas.

El desempeño de Luis Enrique como periodista le valió numerosos reconocimientos, entre ellos el Premio Pablo de Villavicencio de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), el Premio de Periodismo del Festival Cultural de Sinaloa y el Premio Nacional de Periodismo Juvenil “José Pagés Llergo” del CREA.

Diario “Debate” relata que “Ramírez Ramos encontró el amor en la escritura, dándole a todos los mexicanos dos libros: “La muela del juicio”, y “La ingobernable”, en este último plasmó conversaciones que tuvo con la escritora Elena Garro”. Y también recuerda que “en el año 2015 estuvo bajo la protección de la organización internacional de Artículo 19 en la Ciudad de México, ya que cuatro periodistas cercanos a él fueron asesinados”.

En el círculo de intelectuales, Luis Enrique se granjeó la simpatía del desaparecido periodista y escritor Carlos Monsiváis y de Elena Poniatowska, entre otros.- (De Nuestra Redacción con información de Agencias)



| HECHO DIGITAL | CIUDAD DE MÉXICO | 6 de Mayo de 2022 |



 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
56 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
44 %
Surprise
Surprise
0 %